Ir al contenido principal

PRIMER CURSO EDUCANDO EN CASA ¡RESPONDO VUESTRAS PREGUNTAS!



Aviso de que va post larguito... Podéis leerlo entero o ir directamente a la pregunta que os interese más 😊

Hoy, en Madrid, por fin llegan las vacaciones para la mayoría de los niñ@s que van al cole. Hoy le darían las vacaciones a S también si hubiera ido al cole este año... y estas últimas semanas, esta circunstancia me ha hecho reflexionar constantemente acerca de la decisión que tomamos el año pasado de no escolarizar a S en 3 años. 

¿Hemos hecho bien? ¿Mal? ¿Qué habría pasado si S hubiera ido al cole? ¿Realmente lo habría pasado tan mal como se veía en mi cabeza, o habría crecido y aprendido a separarse de su madre? ¿Habría aguantado las clases tal y como estaban planteadas en las opciones de coles que teníamos como posibles? ¿O habría sido una tortura para él? 

¿Le estaremos sobreprotegiendo? ¿Le estaremos aislando? ¿Le estoy privando de relacionarse con niñas y niños de su edad? ¿Y con otros adultos? ¿Le estoy convirtiendo en un insociable? ¿Le estoy privando de tener amig@s? ¿Realmente el estar en casa era una necesidad suya... o mía? ¿Estoy condicionando la vida de mi hijo por una inmadurez mía, por un sueño de "rebelde adolescente"? ¿Vivimos en una burbuja?...

Todas estas preguntas (y algunas más, porque mi cabeza va muy deprisa siempre) se agolpaban en mi mente más que nunca en estos 9 meses de curso.

Así que era momento de sentarme, hacer silencio, reflexionar y escuchar a mi conciencia, pero además, de traer a la memoria todos esos momentos que he ido guardando en mi corazón a lo largo de este curso, momentos que no cambiaría por nada del mundo y que creo que S... tampoco... 


Por qué decidimos no escolarizar a S

Esta es una de las preguntas más repetidas en mensajes de Instagram y responderla me ha hecho recordar también nuestro objetivo principal con todo esto de "educar en casa" (que nunca viene mal). Intentaré no extenderme mucho... pero no prometo nada 😂

El año pasado (2018) en febrero, me ofrecieron un puesto de maestra de infantil en el cole de mi marido. Se me cayó el mundo encima, pero "parecía" la mejor opción (vivir con un único sueldo de profe de primaria es muy difícil). La incorporación era para YA. Eso significaba que de un momento a otro tendría que escolarizar a mis peques (2 años y medio y 7 meses). En mi desesperación dí con una escuelita Montessori muy cerca del cole donde supuestamente iba a trabajar y cosas de la vida, la jornada de puertas abiertas era ese fin de semana. Nos apuntamos y... me enamoré de esa escuela. Tuve claro que mis hijos tenían que ir a esa escuela... S estaba alucinado, estaba en su salsa, estaba encantado con ese cole, con los materiales... como pez en el agua. 

¿Problema? Era de pago, he de decir que un pago muy normal (no prohibitivo) pero en absoluto asumible para nuestra familia... 

Volví a casa con esa tristeza y... cosas de la vida, el puesto que me habían ofrecido no podía ocuparlo porque necesitaban que tuviera la DECA y no la tengo... ¡No os imagináis cómo lloré de alegría! ¡Se había cerrado la puerta "sola"! 😂 (El Señor que conoce muy bien el corazón de cada uno de sus hijos...)

Pero se acercaba el momento de elegir cole para S, que cumplía los 3 años en septiembre. Las opciones que teníamos por el barrio (no tengo coche) y públicas... eran a cada cual más desoladora. No digo que luego esas profes en sus aulas no hagan maravillas y no se desvivan por los peques, pero yo no veía a mi S en un cole de fichas, en un cole "tradicional" y menos aún habiéndolo visto desenvolverse en la escuelita Montessori... y esas eran nuestras únicas opciones reales: niño sentado haciendo cosas (fichas o "proyectos"), juego un rato por la mañana y los viernes por la tarde juego por rincones... y ya. 


No, S no está hecho para eso, os lo digo yo que soy su madre... 

A mí ya me rondaba la idea de educar en casa desde que estudié la carrera de Magisterio... cuando nos hablaban del homeschooling yo pensaba "ojalá pueda hacerlo con mis hijos"... y mira, nuevamente "cosas de la vida" o del Señor, como queráis. El resto de la historia os la conté aquí, pero podríamos decir que básicamente tomamos la decisión de no escolarizar por:
  • No tener la posibilidad de meter a S en un cole acorde con sus características de aprendizaje. 


¿Qué habría pasado si hubiera ido a uno de esos coles? ¿Habría podido separarse de mí?


Creo que nada... y todo. 

Habría sido durísimo al principio porque desde que nació solo nos separamos este año un ratito por la noche mientras yo escribo el blog (y a veces ni eso 😂). Es un niño que necesita la presencia de su figura de apego de manera constante y urgente, pero que a la vez puede perfectamente (a partir del momento en que ambos estuvimos preparados) quedarse con sus otras figuras de apego (su padre, abuelos maternos y paternos, su tía A, otros familiares...) lo que me lleva a pensar también que es que realmente no hay necesidad de que un niño tan pequeño "aprenda" a quedarse con una persona que no es su figura de apego (aunque acabe convirtiéndose en una), y ya no es que no sea figura de apego, es que es una completa desconocida para el niñ@... así de un día para otro, hala, aunque haya periodo de adaptación... Habrá niños que estén preparados, pero hay otros que evidentemente no lo están.  

Y no, la necesidad de que lo hagan no existe para ellos, en todo caso es una necesidad nuestra, de los adultos, de la sociedad adulta tal y como está planteada hoy en día. El niñ@ NO lo necesita. 


¿Habría sido una tortura cada mañana? Seguro. Lo sé, estoy anticipando, pero conozco a S... él habría querido ir al cole a jugar con otros niños, no a "hacer fichas". Se habría aburrido como una ostra porque es un niñ@ que necesita movimiento como el comer (bueno, ni siquiera, necesita más el movimiento que el comer). Lo veo con las actividades que preparamos: tienen que implicar movimiento y sus periodos de atención, si lo que está haciendo le interesa, son asombrosamente largos (más de lo supuestamente esperable para un niño de su edad), pero si no le interesa... le has perdido en medio minuto. 

¿Podría haberle "ayudado" el cole a aprender de otra manera? Puede, pero no me habría gustado que eso pasara... S es S así, y no está mal, no es un error, es simplemente otra forma de aprender y es maravilloso que sea así. 

Además, señoras y señores, es que tiene 3 años. Y como decía María Montessori: "JUGAR es el trabajo del niño". A la escuela a jugar, así sí 😂 si no... a jugar en casa (siempre que sea posible claro).



Oye... ¿Y no será que el niño es así porque le HAS HECHO TÚ ASÍ?

Esta es mi eterna duda, pero después de este año y de observar a mis dos hijos juntos y verlos taaaaaaaaan diferentes habiendo sido educados igual en el tema del "apego" (de hecho a R la he separado casi menos de mi que a S a su edad)... puedo decir con un 80% de seguridad que... no, S es así, porque R es completamente diferente. Es increíble, de verdad, el día y la noche. Así que estoy bastante más tranquila con ese tema, aún así prometo que me "autoexamino" de ello constantemente. 


La parte positiva de haber educado en casa

Sin duda: el tiempo que hemos pasado los tres juntos es de las mejores cosas, pero además el aprender a valorar cada día como una nueva oportunidad, como una nueva sucesión de momentos que nunca volverán a repetirse... como una página en blanco en la que puede pasar cualquier cosa, desde observar en calma unas golondrinas que vienen a analizar nuestro patio para ver si es apto para anidar hasta un viaje a la Luna de tres días, o incluso un conflicto entre hermanos que tienen que resolver, o aprender a poner la lavadora... 


Ser testigo directo de sus aprendizajes, de sus logros, de cada pequeño paso, de sus emociones, de su cara cuando logran abrocharse un botón (porque no hay prisa) o cuando trasvasan los garbanzos sin derramar ni uno, o cuando cogen el recogedor y barren los cristales de un plato que se ha roto, o de pasar una mañana entera (y no exagero) saltando en la cama... y pensar "qué suerte tenemos". 

Y desde luego: DISFRUTAR de todo el proceso. Puedo decir que ellos DISFRUTAN cada uno de sus días




La parte negativa de educar en casa

Una de las que más me pesan es que es muy cansado, sobre todo mentalmente. Me cuesta encontrar momentos para el "autocuidado", pero es algo que me he anotado para mejorar de cara a la semana que viene (que no el curso que viene...)

Y ya si nos ponemos "quejicosos"... que la casa acaba hecha un desastre 😂 Dos niños y un adulto todos los días en casa haciendo de todo... ensucia y desordena, pero bueno, también poco a poco voy aprendiendo a relajarme, a relativizar y sobre todo, a organizarme mejor. 


Otra parte negativa es el tema de la "socialización", que ahora os cuento...


¿Qué hacemos con la socialización?

Esta ha sido vuestra pregunta ESTRELLA... Laura Mascaró (una eminencia en el tema del homeschooling en España a la que admiro profundamente) creo que diría que... depende de lo que entendamos por socialización. 

Y es verdad, es cuestión de cambiar el chip. S socializa todo el día, mínimo conmigo y con su hermana (22 meses) algo que este año ha supuesto un verdadero reto tanto para él como para mí (porque los conflictos entre hermanos me pueden... pero ya estoy trabajando en ello). Hasta el año pasado, R era un bebé y no había conflictos (los celos casi ni pasaron por aquí, he de decir), pero este año... R ya es toda una señorita y tienen que negociar y mucho (porque además es de armas tomar). 


¿Hay mejor socialización que esa? Lo dudo. 

Pero además... salimos a la calle, hablamos con gente, vamos a comercios, a museos, a la biblio, a... muchos sitios. S siempre ha sido muy timidillo, pero poco a poco va adquiriendo sus destrezas sociales, porque yo lo veo. 

Es verdad que nos faltan niños. El parque entre semana está desierto (tristemente), así que no lo contamos como una posibilidad firme. Tampoco tenemos más niños en la familia y es verdad que sí que tenemos varios amigos con niños de su edad (o de otras) pero al final las vidas se complican y no pueden interactuar tanto como nos gustaría. 




Durante el primer trimestre estuvimos yendo a unas ludotecas magníficas que hay (gratuitas) en Madrid, que se llaman "Casa Grande", pero finalmente cayó por su propio peso porque la mayoría de los niños eran más bebés que R... y no era la idea.

Está claro que S necesita niños. Así que es una de las partes "negativas" que tenemos que ver cómo mejorar de cara al año que viene. Puede que busquemos algún grupo de homeschooling a ver si tenemos suerte y hay alguno cerca... porque tampoco tenemos coche, así que el tema distancias lo complica todo bastante. 


(En penúltimo lugar...) ¿Cómo sé qué enseñar y cómo distribuyo mi tiempo?

Esta ha sido otra de las preguntas que me dejasteis en Instagram. 

Os diría que "supuestamente sé qué hay que enseñar" porque estudié Magisterio Infantil... pero lo cierto es que no estoy utilizando el currículo de Infantil para preparar actividades para S. No. Ese es un currículo estándar. A S le interesaba el Espacio Exterior, así que eso es lo que hemos estado aprendiendo (yo también he aprendido mucho). 

No le interesaban las vocales, ni escribirlas ni reconocerlas, ni los números, ni las cantidades... Los conceptos largo-corto, alto-bajo, gordo-flaco... los sabe de sobra por la experiencia de su día a día (no creo que haga falta trabajarlos de ninguna manera). El esquema corporal, la relación con su entorno, los días de la semana... todo eso, lo tiene más que integrado por su experiencia diaria (observad a vuestros peques y veréis que también lo tienen adquirido o podrían adquirirlo en su día a día). 

Así que... decidí basarme en la premisa de María Montessori: en seguir al niño. Y según veo sus intereses o necesidades tiro del hilo. En este caso fue el Espacio, sin más, y fuimos construyendo un proyecto juntos (obviamente mejorable, pero poco a poco). 

Ahora de repente está empezando a escribir letras porque sí, porque se fija en cómo son y las escribe en un papel porque quiere, así que puede que empiece a introducirle en la lectoescritura, pero siempre a su ritmo. Yo propongo y ellos disponen y otras veces ellos proponen y yo dispongo. 

La parte difícil aquí ha sido incluir a R, tenemos que ser más inclusivos porque viene pisando fuerte mi niña... 


En cuanto a la organización... es otro punto a mejorar. He aprendido que no puede ser rígida, en absoluto, porque esto es la vida, no es "una escuela al uso" así que no hay asignaturas ni un tiempo definido de aprendizaje, no, aprendemos constantemente (y no hacemos unschooling porque sí que hacemos cositas "de cole"). Si un día no le apetece tocar el Proyecto, no lo tocamos y si de repente, se encuentra lúcido y con energías a las 10 de la noche para ver sus tarjetas o para observar el globo terráqueo... se lo permitimos.

Sí que es verdad que mantenemos un mínimo de rutina para que todos podamos sacar nuestros proyectos, y la casa, adelante. Pero es un mínimo. 




En cuanto a mí y a cuándo preparo las cosas, haré un post más extenso sobre este tema, pero en resumen: hago todo lo que puedo implicándoles a ellos (material del proyecto incluído), todos los días tenemos una hora y media destinada a limpiar alguna parte de nuestra casita (ellos también quieren participar y yo les dejo), el resto del día... jugamos (22 meses y casi 4 años) o salimos si tenemos que salir, o lo que sea, y por la noche es mi momento. Mi momento de sentarme a escribir, a dibujar, a preparar actividades que quiero que sean más de "sorpresa", a aprender sobre educación, crianza, Montessori... y a intentar sacar adelante otro proyecto que espero que vea la luz algún día. 

Hay veces que me dan las mil (nivel: J se va al cole y yo me estoy acostando) y eso es lo que tengo que mejorar... tengo que ponerme un tope, porque aunque mis niños si están conmigo en la cama no se despiertan hasta las 11 a veces... (osea que duermo mis 5 o 6 horas) hay algo que noto que me está dejando de gustar. Siempre he sido búho pero quizá ha llegado la hora de ponerme un límite... también por ellos 😊


Y por último... Blogs y cuentas de IG que me inspiran en el tema de educar en casa

Esta también me la habéis pedido por Instagram, así que os pongo mi top 10 de cuentas y de páginas que me inspiran (sean o no de homeschooling) para llevar a cabo todo esto:

  • Por supuesto... Laura Mascaró en todos sus formatos: Youtube, Podcast, cursos (desescolarización y legalidad son mis preferidos) Instagram... Realmente es una eminencia en todo esto, tiene mucha experiencia y sabe de lo que habla. (En IG es @laurekas78)
  • El blog de Tigriteando: es un básico si te gusta la filosofía Montessori, la disciplina positiva y también educó a sus hijas en casa (al menos en la etapa de Infantil). (@montessorizate.tigriteando)
  • Babytribu: otro básico para la crianza respetuosa, con un montón de propuestas de actividades y de lugares a los que ir con peques. (@babytribu)
  • Family by the Rock: que también tiene a su peque en casa y es absolutamente inspirador leer su blog, sobre todo si quieres iniciar el cambio hacia una vida más responsable con el medio ambiente, ¡tiene un montón de propuestas! (@familybytherock)
  • Ligrones en ruta: Una familia española unschooler y viajera que también es muy inspiradora. (@ligronesenruta)
  • Tolochiquis: Una familia de 4 que educa en casa y comparte muchas reflexiones personales respecto a lo que supone (@tolochiquis)
  • Osos, Globos y Piratas: tienen un montón de ideas de juego y manualidades para hacer con los niños (@ososglobosypiratas)
  • Academia Home CEO: También tiene muchísimas propuestas de proyectos para hacer con peques y de juegos (@academiahomeceo). 
  • Educa con Sentido Común: Creo que no hace homeschooling, pero tiene un montón de propuestas chulísimas para 0-3 años (@educaconsentidocomun). 
  • Nuestros Momentos Montessori: esta mamá (que además es experta en Montessori) hace afterschooling, que es una opción que nos planteamos si tuviéramos que escolarizar a los peques (@nuestrosmomentosmontessori)

Hay muchísimas más... pero estas son las que más consulto con diferencia 😊



Y esto es todo

Siento que me haya quedado un post tan largo, pero al final salieron bastantes preguntas 😊 así que ¡estoy muy agradecida a todas las personas que se animaron!

Y de verdad... no sé si lo estaré haciendo bien o mal, no tengo ni idea, hay días difíciles obviamente, no es un camino de rosas, hay días maravillosos que compensan con creces los difíciles, hay miedo por el futuro, incertidumbre, dudas, culpa, a veces hay mucha culpa...

Pero después de escuchar a S decir muchas veces y de manera espontánea "gracias por todas las actividades que preparamos, eres la mejor madre de mi vida" y ver su cara (de verdad, es que tendríais que ver su cara) cada mañana cuando nos levantamos y pregunta "¿qué vamos a hacer hoy?"... puedo decir que a veces se me saltan las lágrimas de la emoción y que cada noche tengo mucha alegría, muchísima paz y desde luego: GRATITUD.

Gracias Señor por cada día con ellos, gracias hij@s por motivarme a ser mi mejor versión y gracias J por ser nuestro apoyo fundamental "en la sombra", sin ti no sería posible .

¡Gracias infinitas por leerme!

¡A por más aventuras veraniegas!

¡No te pierdas nada!

Síguenos en Instagram @con_s_de_mama 
y en Facebook @conSdeMama
Suscríbete al blog y deja tu correo para que te lleguen todas las novedades
Búscanos en Madresfera a través de la insignia del menú desplegable


Comentarios

Entradas populares de este blog

ENROSCAR Y DESENROSCAR (ACTIVIDADES DE VIDA PRÁCTICA MONTESSORI)

Cuando hablamos de las Actividades Montessori de Vida Práctica os comenté que después de observar a R y S y reflexionar sobre sus posibles intereses, sus necesidades y el Periodo Sensible en el que se encontraban, habíamos visto que un par de actividades que podían dar respuesta a todo eso eran los trasvases (para S) y enroscar y desenroscar tapas (para R). De los trasvases ya hablamos aquí (1ª parte) y aquí (2ª parte), así que hoy quiero contaros cómo hemos planteado la actividad de Enroscar y Desenroscar. ¿Por qué hemos planteado esta actividad? ¿Qué necesidad/interés resuelve? Esta actividad la hemos preparado principalmente para R , pero al igual que los trasvases (que eran para S pero R también quería hacerlos) hemos acabado preparando otra igual, en esta ocasión, para S.  Él tiene dominadísimo lo de enroscar y desenroscar (porque desde pequeño le gustaba también practicarlo), pero como los dos están atravesando un momento muy intenso de "quiero lo

DIY CASCO DE ASTRONAUTA

¡Por fin! Después de mucho experimentar, fallar, repensar y volver a intentar, hemos conseguido hacer un casco de astronauta que cumple con nuestras expectativas 😂 (las de S y mías quiero decir). Como sabéis, S quiere "viajar a la luna" y no podía salir de su nave sin su traje , su mochila de oxígeno y por supuesto sin su casco espacial .  Antes de ponernos manos a la obra, estuvimos inspirándonos con fotos y otros tutoriales de Internet (veréis que hay muchos) pero ninguno terminaba de convencernos. S quería un casco que fuera grande , como el de los astronautas de verdad (o más, porque por él habría sido mucho más grande aún), que tuviera pantalla (en los tutoriales que encontrábamos no hacían la pantalla del casco, dejaban el hueco) y que fuera duro por si caían meteoritos 😄... pero que además fuera cómodo y no se le moviera al saltar como los astronautas...  Así que, si ya de por sí construir un casco de astronauta es "un poquito complicad

POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE NUESTROS HIJOS SE VISTAN SOLOS (MONTESSORI PASO A PASO)

Como veis, entre Satélites y astronautas , no nos olvidamos de nuestro propósito de acercar la filosofía Montessori (un poco a nuestra manera) a nuestra casa.  Ya os hablaba de esta intención a raíz de unos libros maravillosos que me trajeron los Reyes Magos, y os conté cómo habíamos intentado ponerlo en práctica a través de las rutinas diarias , ya que habíamos visto que era lo más sencillo a la par que importante.  Pero ¿por dónde empezamos? Si recordáis, en esta infografía veíamos que lo primero era seleccionar una rutina. Ya que tenemos bastante dominadas las rutinas del aseo personal en el baño , hemos decidido continuar por las rutinas relacionadas con vestirse o desvestirse .  Ahora os cuento nuestros porqués más importantes (los top, obviamente hay más, pero ya os los iremos contando) . ¿Por qué creemos que es importante que se vistan solos? Por supuesto... desarrollan su autonomía: Ya sabemos que en Montessori una de las cosas que se pretende