Ir al contenido principal

Síntomas que NO conocía del Primer Trimestre de Embarazo



Igual que hay síntomas híper conocidos del embarazo (como las náuseas, los ascos y los olores), hay otros que no se conocen tanto pero que a veces están ahí. También supongo que, como todo, dependen de cada mujer y de cada embarazo (de hecho mis dos embarazos fueron completamente diferentes).

Mis grandes desconocidos del primer trimestre, fueron estos:


Los mareos:

Este síntoma era nuevo para mí, en lo relativo al embarazo, porque no había oído hablar de ello. La verdad es que suelo tenerlos cuando estoy en los primeros días del ciclo, de ahí que me asustara la primera vez que me dio uno en el embarazo... ¡me pensé que algo no iba bien!

Era uno de los primeros días en mi cole de prácticas, estábamos en la capilla, me había levantado con muchas náuseas, había desayunado deprisa y había subido corriendo y pasando por todas las fruterías (incluso hoy hay una de esas fruterías por la que me es imposible pasar). Para colmo hacía un calorazo insoportable dentro porque la calefacción estaba a tope. De repente me entró un sudorcito frío, se me nubló la vista y se me acartonaron los labios. Al momento tenía al lado a mi profe de prácticas, dándome agua y un caramelo.

Pues este mareo que a mí me asustó tanto, se debía a una bajada de tensión (como en los primeros días del ciclo), así que en principio no había de qué alarmarse si el médico no decía lo contrarioA mí solo me dieron durante los tres primeros meses, y me venían en sitios cerrados, con la calefacción alta y normalmente por las mañanas.

Poco a poco los fui controlando. ¿Mis truquis?: no ir muy abrigada o ir con capas para desabrigarme en sitios cerrados (lo que en invierno me costó muchos comentarios de "¿Mujer, no tienes frío?"...), llevar en el bolso una botella de agua bien bien fría y una bolsita con frutos secos, y cuando veía que me iba a dar el mareo, me salía y me sentaba en algún sitio donde corriera el airecillo. 


La sed:

Esta es otra de las cosas que me sorprendió y que además me duró muchos meses después de dar a luz. Yo que no soy de mucha agua no podía salir sin mi botellita de casa, eso sí, el agua de la botella tenía que estar súper fría, pero súper fría, realmente congelada para que me saciase, si no, no servía de nada.

Lo del frío es hasta tal punto que solo tomo bebidas con hielos durante los embarazos... "de normal" odio el hielo 😂.


La gente:

Esto tampoco me lo esperaba, pero me empezó a agobiar muchísimo el estar con gente, a veces incluso con J. Si una de las características del embarazo es la intensificación de los olores... imaginad lo que pasa con los olores corporales, los de sudor por supuesto, pero también los champús, lacas, cremas, pasta de dientes, o el olor normal/neutro de alguien... no podía soportarlo, la sensación era de necesitar respirar.


Sensación de hinchazón:

Como ya conté, el primerísimo síntoma que noté fue el dolor del útero y el abdomen al empezar a prepararse para acoger a mi cigotito S. Bueno pues, aunque no me salió la barriga hasta el quinto mes, más o menos, la sensación abdominal era de hinchazón constante.

Algo parecido a cuando comes hasta reventar y te notas llena y pesada. Desde el primer día era incapaz de meter la tripa, era como si hubiera perdido el control de mis abdominales, estaba entre... dura y paralizada.

Esta sensación, además, era muy desagradable cuando me rozaba la ropa ¡había días en los que no soportaba vestirme!


Cansancio extremo:

También es muy conocida la imagen de una mujer embarazada echándose la siesta... aunque la realidad es que muy pocas tienen el privilegio de poder hacerlo, y esta vez yo no fui una de las privilegiadas. Nada más comer me tenía que volver al cole, y nada más llegar del cole, a trabajar. Las que ya eran mamás, cuando me veían, me decían eso de "¡duerme todo lo que puedas que ya nunca más vas a poder!"... pero la realidad era que el día a día sin hijos tampoco me dejaba mucho tiempo para ello.

Más que sueño, lo que sentía era cansancio, como si mi cuerpo pesara unas cuantas toneladas y se moviera lentamente. Perdí toda mi agilidad, las piernas me respondían súper despacio. Estaba siempre como atontada y nada activa.

Ahí fue cuando empecé a darme cuenta de que tenía que cambiar mi filosofía de vida y aplicarme muy en serio eso de "no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy". Mis súper poderes noctámbulos habían desaparecido, llegaban las ocho de la tarde y lo único a lo que respondían mi cuerpo y mi mente era a cenar y a dormir... ¡Así era imposible estudiar, decorar o hacer "mis cosas"!



Ahora sé que...

Bien, aunque parezca mentira (sí, voy a decir las frases que aborrecí que me dijeran ese trimestre...) "todo eso pasa", "luego se olvida y ves que no es para tanto" y es verdad que "después merece la pena", aunque esto he tenido que esperar bastante para poder decirlo con pleno convencimiento.

Eso sí... lo de que "el primer trimestre es el peor", "después del tercer mes todo es maravilloso" depende de cada embarazo. La realidad es que cada trimestre tiene sus cosas (y yo soy muy quejica... o era)... pero volvería a quedarme embarazada sin dudarlo, porque de verdad que ahora miro a mis hijos y puedo decir que todo eso son TONTERÍAS y que en realidad... COMPENSA.



¡Pero contadme! ¿Hay algún síntoma que os haya resultado desconocido y que hayáis descubierto durante vuestro embarazo?


¡No te pierdas nada!

Síguenos en Instagram @con_s_de_mama 
y en Facebook @conSdeMama
Suscríbete al blog y deja tu correo para que te lleguen todas las novedades
Búscanos en Madresfera a través de la insignia del menú desplegable



Comentarios

Entradas populares de este blog

ENROSCAR Y DESENROSCAR (ACTIVIDADES DE VIDA PRÁCTICA MONTESSORI)

Cuando hablamos de las Actividades Montessori de Vida Práctica os comenté que después de observar a R y S y reflexionar sobre sus posibles intereses, sus necesidades y el Periodo Sensible en el que se encontraban, habíamos visto que un par de actividades que podían dar respuesta a todo eso eran los trasvases (para S) y enroscar y desenroscar tapas (para R). De los trasvases ya hablamos aquí (1ª parte) y aquí (2ª parte), así que hoy quiero contaros cómo hemos planteado la actividad de Enroscar y Desenroscar. ¿Por qué hemos planteado esta actividad? ¿Qué necesidad/interés resuelve? Esta actividad la hemos preparado principalmente para R , pero al igual que los trasvases (que eran para S pero R también quería hacerlos) hemos acabado preparando otra igual, en esta ocasión, para S.  Él tiene dominadísimo lo de enroscar y desenroscar (porque desde pequeño le gustaba también practicarlo), pero como los dos están atravesando un momento muy intenso de "quiero lo

DIY CASCO DE ASTRONAUTA

¡Por fin! Después de mucho experimentar, fallar, repensar y volver a intentar, hemos conseguido hacer un casco de astronauta que cumple con nuestras expectativas 😂 (las de S y mías quiero decir). Como sabéis, S quiere "viajar a la luna" y no podía salir de su nave sin su traje , su mochila de oxígeno y por supuesto sin su casco espacial .  Antes de ponernos manos a la obra, estuvimos inspirándonos con fotos y otros tutoriales de Internet (veréis que hay muchos) pero ninguno terminaba de convencernos. S quería un casco que fuera grande , como el de los astronautas de verdad (o más, porque por él habría sido mucho más grande aún), que tuviera pantalla (en los tutoriales que encontrábamos no hacían la pantalla del casco, dejaban el hueco) y que fuera duro por si caían meteoritos 😄... pero que además fuera cómodo y no se le moviera al saltar como los astronautas...  Así que, si ya de por sí construir un casco de astronauta es "un poquito complicad

POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE NUESTROS HIJOS SE VISTAN SOLOS (MONTESSORI PASO A PASO)

Como veis, entre Satélites y astronautas , no nos olvidamos de nuestro propósito de acercar la filosofía Montessori (un poco a nuestra manera) a nuestra casa.  Ya os hablaba de esta intención a raíz de unos libros maravillosos que me trajeron los Reyes Magos, y os conté cómo habíamos intentado ponerlo en práctica a través de las rutinas diarias , ya que habíamos visto que era lo más sencillo a la par que importante.  Pero ¿por dónde empezamos? Si recordáis, en esta infografía veíamos que lo primero era seleccionar una rutina. Ya que tenemos bastante dominadas las rutinas del aseo personal en el baño , hemos decidido continuar por las rutinas relacionadas con vestirse o desvestirse .  Ahora os cuento nuestros porqués más importantes (los top, obviamente hay más, pero ya os los iremos contando) . ¿Por qué creemos que es importante que se vistan solos? Por supuesto... desarrollan su autonomía: Ya sabemos que en Montessori una de las cosas que se pretende