Ir al contenido principal

UN HOGAR PARA JESÚS: DIY CALENDARIO DE ADVIENTO FACILÍSIMO DE ÚLTIMA HORA

Y si nos pilló el toro con la Corona de Adviento, este año nos pilló el toro también con el Calendario. Desde el año pasado he observado que las Redes se llenan de Calendarios de Adviento de toooodo tipo, más allá de los típicos que traían chocolatinas: que si una actividad navideña con los peques por día, que si un juguetito o muñequito por día... e incluso, hay Calendarios de Adviento de marcas de cosméticos que traen un pequeño producto en cada casilla...

Pero ¿qué es un Calendario de Adviento? ¿Para qué sirve realmente? ¿Por qué se usan?... Creo necesario aclarar a mis hijos estas cosillas ante tal bombardeo de "otras cosas" y hacer todo lo posible por conservar la esencia del Adviento al menos en mi pequeña parcelita de poder: mi casa. 

(Sí, hoy toca post "trascendental" 😀 pero tengo la necesidad de compartirlo)


Un Calendario de Adviento digno del 2020:

El Calendario de Adviento está genial si es realmente una ayuda para prepararnos para lo que va a venir en Navidad... JESÚS, nada más y nada menos que JESÚS. Todo lo que se salga de eso... no nos engañemos, estará genial, será divertido y original, nos hará pasar buenos ratos en familia, nos emocionará para vivir en cierta manera la "Navidad" pero... habrá perdido gran parte de su verdadera esencia (unos calendarios más que otros, claro está). 

Hasta el año pasado utilizábamos unos propósitos que encontramos en Internet y que sí, nos ayudaban a prepararnos para la Navidad, pero eran tan genéricos que nos faltaba verdadera implicación. Pero este año... este año "tan especial" que estamos viviendo, siento la necesidad de ir más allá con nuestra manera familiar de prepararnos para la Navidad. 

Este año, el Señor nos ha dicho (personalmente como familia) por activa y por pasiva y de todas las maneras posibles, que estamos llamados a ser HOGAR, así, con mayúsculas. Un verdadero HOGAR para nosotros, entre nosotros y cuyo "calorcito" pueda llegar en algún momento a los demás en la medida de lo posible (incluso a pesar de nuestros muchísimos defectos, porque Él trasciende a esos defectos), pero... para que eso sea posible, primero tiene que haber ese "calorcito" dentro. 

¿Y cómo nos ha dicho el Señor todo esto? Pues con el nacimiento de M, con el postparto de M sin ninguna visita debido al confinamiento, con el propio confinamiento que nos dio la maravillosa oportunidad de vivir intensamente (para "bien y para mal") exclusivamente con nosotros 5 y con Jesús Resucitado que se coló dentro de nuestra casa aún con sus puertas cerradas (Él sabe cómo hacerlo), con una casa nueva que hemos tenido que convertir literalmente en un hogar (externamente, porque estaba vacía, e internamente, porque hay que llenarla de momentos familiares nuevos que hagan crecer nuestras raíces en ella) y ahora... con unas Navidades que pintan diferentes, muy diferentes a las que estamos acostumbrados. 

Las Navidades SE VAN A CELEBRAR, van a tener lugar con Coronavirus o sin él, con cenas o sin cenas, porque gracias a Dios, Jesús trasciende a todo eso y a ÉL le vamos a poder recibir igual... igual o incluso, MEJOR. 

Ha llegado el momento de "comprobar" (por nosotros mismos) que era verdad lo que decíamos a los niños en nuestra época de catequistas con las típicas "obras de teatro de Navidad": que lo importante de la Navidad no son los regalos, ni las fiestas, ni las vacaciones, ni las cenas, ni... aunque nos duela en el alma, las reuniones familiares. Que todo eso carece de sentido si en el centro no está ÉL, que es el Único con el que verdaderamente tenemos que reunirnos en Navidad (con el resto, si se puede, genial, pero si no se puede... habrá que ofrecer ese sacrificio porque seguro que da mucho fruto). 

Así que... para conseguir algo que humanamente creo que es difícil (para nosotros, al menos, lo es) este año he pasado de los propósitos genéricos y he escrito los nuestros propios. Espero que nos ayuden a crear un verdadero HOGAR para Jesús recién nacido. 


La definición de HOGAR de María Montessori:

¿Y sabéis quién me ha dado la clave? Sí, María Montessori, una vez más tiene la respuesta (el Señor se sirve constantemente de ella para ir transformando nuestro "corazón familiar"). 

En uno de sus libros, uno de mis preferidos, tiene un capítulo precioso sobre el Recién Nacido. En él dice que el primer "ambiente preparado" de un bebé es la barriga de su madre y ese ambiente preparado suele ser perfecto, porque la naturaleza se encarga de que así sea (y todos sabemos qué Divina Mano está detrás de esa Naturaleza). Pero de repente "es obligado" (para poder seguir viviendo) por la propia naturaleza a salir de ese ambiente maravilloso y... ¿dónde llega? Pues a una familia evidentemente "NO TAN PERFECTA". 

La familia es el segundo ambiente preparado de ese bebé... y lo será durante una de las etapas más importantes de su vida, la que le dará raíces y alas, como dicen por ahí. 

María Montessori define lo que debería ser ese ambiente familiar con estas palabras:


Y para mí, esas palabras son la definición más perfecta de HOGAR. Eso es lo que deseo para mi familia y en un HOGAR así me gustaría recibir a JESÚS recién nacido este año... 

Así que juntando todo este batiburrillo de ideas que se agolpan en mi cabeza, me he parado a pensar qué cosas nos "faltan" en casa para conseguir ese HOGAR y he escrito un propósito por día, juntando un poco de Disciplina Positiva, un poco de Sentido Espiritual Montessori (no sé si conocéis la Catequesis del Buen Pastor, pero es Montessoriana total) y esto es lo que ha salido. 


DIY:

Podéis, como nosotros, hacer un calendario súper sencillo con un marco de fotos, unas cuerdas y 24 tarjetitas, o si no queréis o no tenéis tiempo, podéis imprimir directamente los propósitos e ir cogiendo uno cada día si creéis que pueden ayudar a vuestra familia a crear un hogar para Jesús. 

Con pleno conocimiento de que no es un calendario ni mucho menos perfecto porque está hecho por esta chica tan imperfecta, os lo dejo en PDF (estrellitas con número incluidas) al final del post y cada día intentaré compartir nuestro propósito en Instagram. Así podremos caminar acompañados en la distancia, que es algo que también sé de buena tinta que ayuda muchísimo. IMPORTANTE: El propósito número 5 es doble, no funciona uno sin el otro, nosotros lo hemos colocado en las dos partes de la tarjetita. 

Os dejo las fotitos del proceso de elaboración de nuestro calendario por si os apetece hacerlo esta tarde con los peques (los propósitos empiezan mañana, día 1, pero podéis leerlos la noche anterior si vuestras mañanas son con muchas prisas):

1. Ponemos las cuerdas en el marco, anudándolas a cada lado. Nosotros hemos puesto 4 cuerdas para hacer 4 filas de 6 tarjetitas, pero dependerá del tamaño de vuestras tarjetas y vuestro marco. Las podemos fijar con una gotita de pegamento por detrás.



2. Hacemos las tarjetas con papeles de colores o papeles de regalo. El tamaño depende de nuestro marco y hay que tener en cuenta que las vamos a doblar por la mitad para colgarlas de la cuerda (o podemos usar 24 pinzas o 24 clips de oficina... pero así nos era más sencillo a nosotros.)



3. Recortamos las estrellitas con los números y las pegamos a las tarjetas. Nosotros aprovechamos para trabajar las cifras numéricas buscando la que tocaba.




4. Hacemos lo mismo con los propósitos. El 5 hay que pegarlo doble. 


5. Decoramos la pinza que va a ir marcando el día en el que estamos. Nosotros le hemos pegado un trocito de Washitape, pero podéis pintarla, pegar pegatinas, dejarla lisa... lo que queráis. 


¡Y listo!

¿Qué os parece? ¡Contadme si os animáis! ¡Que tengáis un feliz Adviento!



¡No te pierdas nada!

Síguenos en Instagram @con_s_de_mama 
y en Facebook @conSdeMama
Suscríbete al blog y deja tu correo para que te lleguen todas las novedades
Búscanos en Madresfera a través de la insignia del menú desplegable


Comentarios

Entradas populares de este blog

ENROSCAR Y DESENROSCAR (ACTIVIDADES DE VIDA PRÁCTICA MONTESSORI)

Cuando hablamos de las Actividades Montessori de Vida Práctica os comenté que después de observar a R y S y reflexionar sobre sus posibles intereses, sus necesidades y el Periodo Sensible en el que se encontraban, habíamos visto que un par de actividades que podían dar respuesta a todo eso eran los trasvases (para S) y enroscar y desenroscar tapas (para R). De los trasvases ya hablamos aquí (1ª parte) y aquí (2ª parte), así que hoy quiero contaros cómo hemos planteado la actividad de Enroscar y Desenroscar. ¿Por qué hemos planteado esta actividad? ¿Qué necesidad/interés resuelve? Esta actividad la hemos preparado principalmente para R , pero al igual que los trasvases (que eran para S pero R también quería hacerlos) hemos acabado preparando otra igual, en esta ocasión, para S.  Él tiene dominadísimo lo de enroscar y desenroscar (porque desde pequeño le gustaba también practicarlo), pero como los dos están atravesando un momento muy intenso de "quiero lo

DIY CASCO DE ASTRONAUTA

¡Por fin! Después de mucho experimentar, fallar, repensar y volver a intentar, hemos conseguido hacer un casco de astronauta que cumple con nuestras expectativas 😂 (las de S y mías quiero decir). Como sabéis, S quiere "viajar a la luna" y no podía salir de su nave sin su traje , su mochila de oxígeno y por supuesto sin su casco espacial .  Antes de ponernos manos a la obra, estuvimos inspirándonos con fotos y otros tutoriales de Internet (veréis que hay muchos) pero ninguno terminaba de convencernos. S quería un casco que fuera grande , como el de los astronautas de verdad (o más, porque por él habría sido mucho más grande aún), que tuviera pantalla (en los tutoriales que encontrábamos no hacían la pantalla del casco, dejaban el hueco) y que fuera duro por si caían meteoritos 😄... pero que además fuera cómodo y no se le moviera al saltar como los astronautas...  Así que, si ya de por sí construir un casco de astronauta es "un poquito complicad

POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE NUESTROS HIJOS SE VISTAN SOLOS (MONTESSORI PASO A PASO)

Como veis, entre Satélites y astronautas , no nos olvidamos de nuestro propósito de acercar la filosofía Montessori (un poco a nuestra manera) a nuestra casa.  Ya os hablaba de esta intención a raíz de unos libros maravillosos que me trajeron los Reyes Magos, y os conté cómo habíamos intentado ponerlo en práctica a través de las rutinas diarias , ya que habíamos visto que era lo más sencillo a la par que importante.  Pero ¿por dónde empezamos? Si recordáis, en esta infografía veíamos que lo primero era seleccionar una rutina. Ya que tenemos bastante dominadas las rutinas del aseo personal en el baño , hemos decidido continuar por las rutinas relacionadas con vestirse o desvestirse .  Ahora os cuento nuestros porqués más importantes (los top, obviamente hay más, pero ya os los iremos contando) . ¿Por qué creemos que es importante que se vistan solos? Por supuesto... desarrollan su autonomía: Ya sabemos que en Montessori una de las cosas que se pretende