Ir al contenido principal

LO QUE CELEBRAMOS NOSOTROS

Esta semana mientras se acercaban las fechas del puente, intentaba hacer mi discernimiento anual sobre las celebraciones de estos días desde la tranquilidad de creer que mis hijos aún eran ajenos a las nuevas tradiciones que se están implantando actualmente...

Minutos más tarde, tenía a R llorando en la cocina porque quería disfrazarse de Bruja y celebrar Halloween. 

Como la madre del cuento, le pregunté si ella sabía qué era eso de Halloween. Su respuesta fue: es una fiesta en la que puedes disfrazarte de cosas que dan miedo y pedir chuches por las casas. 

Claro que lo sabía... ¡cómo no iba a saberlo si estas fiestas han venido para quedarse! Nuestra urbanización está llena de carteles anunciando una fiesta de Truco o Trato mañana por la tarde, las pastelerías, bazares, restaurantes y tiendas se han llenado de decoración en las últimas semanas y algunos de sus amigos con los que juegan en el parque les han contado de qué van a ir disfrazados. 

Ya sabéis que nosotros somos creyentes y celebramos Todos los Santos y la Conmemoración de los Fieles Difuntos, pero no podía responder a mis hijos con un "aquí eso no se celebra y punto". Ni sería coherente con la educación que quiero para ellos, ni se merecen una respuesta de ese tipo, ni creo que sea para tanto disfrazarse de bruja e ir a pedir caramelos... 

Así que... ¿qué haremos? Quedaos por aquí y os lo cuento


Mi experiencia con Halloween

Como buena amante de diseñar disfraces, hacerme disfraces, caracterizarme de mil cosas y hacer decoraciones temáticas... Siempre me ha gustado (en ese sentido) Halloween y sí, de pequeña y no tan pequeña, he celebrado fiestas de Halloween en mi casa, mejor dicho, en casa de mis padres.

Aún recuerdo la primera vez que pedí permiso para hacerlo a mi madre (también creyente). A ella no le gustaba Halloween porque nosotros celebramos la Vida, no la muerte, me decía, pero aún así:

  • Me informó sobre lo que era Halloween y de dónde venía la fiesta
  • Me informó sobre las diferencias con nuestras creencias
  • Y con toda esa información, dejó la decisión en mis manos.

Mi madre vio cómo, durante años, su casa se llenaba de "zombies" el 31 de octubre que cenaban pizzas con arañas-aceituna o dedos-salchicha, veían pelis de miedo e incluso pedían permiso para quedarse a dormir en su salón. Permitió, acompañó y validó mi opinión para que yo pudiera hacer mi propio camino. 

Y YO NO PUEDO ESTAR MÁS AGRADECIDA por ello. 


Todo cambió un poco... cuando yo fui "la madre"

De nuevo... Como buena amante de los disfraces que soy... tenía una carpeta entera en Pinterest de disfraces para celebrar Halloween con mis hijos cuando fuera madre. 

Pero todo cambió cuando tuve a S y llegó la fecha señalada. De repente... No me parecía coherente disfrazarle de algo relacionado con esa temática.

En primer lugar... no quería ser yo la que le impusiera un disfraz y él, con solo un año, no tenía capacidad de elegir uno de manera consciente. 

En segundo lugar yo ya andaba leyendo sobre Pedagogía Montessori y, aunque la Doctora está totalmente a favor de que los más pequeños absorban su entorno cultural, también sabía que en el primer plano de desarrollo (0-6) los niños NO diferencian realidad de fantasía (fantasía es distinto de imaginación). Para ellos todo es real. 

Ese hecho chocó con mi coherencia... ¿Disfrazaría (yo) a una niña de Bruja siendo consciente de la definición de Bruja?

¿Y si fuera ella quien me lo propusiera... lo permitiría?


¿Y ahora qué?

Ahora mis hijos tienen capacidad de decisión (bueno, los dos mayores), así que voy a hacer como mi madre: INFORMAR, CONFIAR EN ELLOS, ACOMPAÑAR Y ESTAR PRESENTE (que es muy distinto de estar encima todo el rato... espero que me entendáis) permitiendo:

  • Que sean conscientes de la cultura que les rodea (es un hecho que Halloween ha venido para quedarse y deben saber qué es)
  • Que aprendan a tomar sus propias decisiones, exactamente igual que yo hice
  • Que echen raíces en lo que celebramos nosotros para, desde ahí, ir aprendiendo a volar

La parte de INFORMAR es la que vengo a compartir con vosotros 😉


CONOCER:
1. Conocer las distintas celebraciones:

No podemos formarnos una opinión sobre lo que no conocemos y me parece muy bonito conocer también qué es lo que celebran sus amigos,  así que en primer lugar necesitamos saber qué es Halloween y de dónde viene o cómo es la manera SANA de celebrarlo.

Para ello voy a utilizar el maravilloso relato de Tallatambcor (lo tenéis aquí) sobre Halloween al estilo de las Grandes Lecciones Montessori, que es una maravilla. 

También voy a hablarles de Samaín (tenéis una entrada maravillosa en el blog de Crianza en Verde) porque es el origen de todas estas celebraciones y creo que no podemos perdernos la parte de la conexión con los ritmos de la naturaleza que tienen también muchas fiestas de la Iglesia y que me parece precioso conocer. 

Seguramente hablemos del Día de Muertos que también está llegando con fuerza. Puede que veamos Coco, que no la hemos visto y después conversemos sobre las diferencias con nuestras creencias. 

También podemos investigar sobre las distintas celebraciones que hay en España (o en las distintas partes del país en el que vivís)... HAY MUCHÍSIMAS y son todas muy interesantes. 


2. Nosotros no celebramos Halloween... ¿Y qué celebramos nosotros?:

Del mismo modo, no puedo pretender que se formen una opinión si no conocen lo que celebramos nosotros, los creyentes. Y para eso... HE ESCRITO ESTE MINI CUENTO (que podéis descargaros al final del post)

El cuento es una historia cotidiana (acorde a la Pedagogía Montessori) en la que se narra cómo una familia (que podría ser cualquier familia) celebra el Día de Todos los Santos y la Conmemoración de los Fieles Difuntos. 

Nosotros, los creyentes, no celebramos Halloween como tal porque para nosotros LA MUERTE NO ES EL FINAL (así que sí, quizá deberíamos pillar la indirecta y celebrar una gran fiesta en casa). Nosotros celebramos dos cosas diferentes: el día 1 (Todos los Santos) es un día de fiesta EN EL CIELO Y EN LA TIERRA precisamente porque la muerte no es el final de nuestra historia. Ese día festejamos que las almas de los fallecidos, una vez se han purificado si era necesario, están con Dios en el Cielo

Las personas que están en el Cielo, ante la Visión Beatífica del Señor, son SANTAS, todas ellas, así que el 1 de Noviembre celebramos también que todos podemos ser Santos aunque no se nos canonice oficialmente o se reconozca nuestro nombre en todo el mundo (como ocurre con otros Santos de los que sí sabemos el nombre). Es la fiesta de las personas que vivieron amando a Dios y al Prójimo en lo cotidiano y escondido santificándose en su familia, en su trabajo, en sus relaciones... ¡Tu fiesta y la mía!

Por tanto... la Iglesia nos invita a vivir con la mirada puesta en el Cielo, deseando ser Santos también y  amando a Dios y al prójimo y nos da ejemplos de Santos que vivieron así y que seguro tenemos en nuestra propia familia (nuestra abuela, bisabuela, tíos, padres, hermanitos que fallecieron antes de tiempo... seguro que tenéis personas en el Cielo)


PROPUESTAS:
1. Un álbum familiar:

Igual que en el cuento, podemos coger un álbum en el que haya fotos de familiares que hayan fallecido y hablar de sus vidas, de esas vidas sencillas que respondieron a las llamadas del Señor y que fueron sus caminos al Cielo. Podemos emocionarnos y llorar, sí, porque aunque nos alegremos de que su alma está en el Cielo, aquí en la Tierra les quisimos tanto que les echamos de menos y eso es genial. 

Nosotros de hecho acabamos de perder a una de esas personas que seguro que están ya en el Cielo, así que creo que va a ser un momento muy bonito. 


2. La muerte:

Sí, podemos hablar de la muerte porque es parte de la vida. Es necesario que hablemos de la muerte antes de hablar del Cielo porque para llegar al Cielo hay que morir primero y los niños deben saberlo para no caer en el error de pensar que podrán volver a ver en la Tierra a esa persona que ha fallecido. No, no volverán a verla, la muerte como tal es irreversible. (Tenéis un montón de pautas sobre esto en este otro cuento que escribí con mi hermana).

Por eso... los muertos no vienen a la Tierra aunque les preparemos un altar o un sitio en la mesa (podemos hacerlo si nos ayuda a recordarlos, pero dejando claro que es por nosotros, no por ellos). Por eso... SOMOS NOSOTROS los que vamos al cementerio. 


3. El Día de Difuntos, comprar flores y visitar el cementerio:

En el cuento he separado la visita del cementerio del Día de Todos los Santos porque realmente la tradición es hacerla el 2 de Noviembre, aunque por motivos laborales se haga el 1. Es el 2 cuando recordamos a los que han fallecido y rezamos por las almas del Purgatorio. 

Creo que, tengamos o no personas que visitar, puede ser una ocasión preciosa para que los niños vean con sus propios ojos un cementerio, para que estén allí, para que hagan preguntas, para que recemos... 

El tema del Purgatorio lo veo complicado en el Primer Plano (0-6) porque aún no se ha desarrollado la Conciencia Moral (no entienden el concepto de PECADO), pero os subiré un vídeo a IG con una dinámica para que podáis explicárselo a los mayores. 


4. Comer dulces y comidas típicas:

En el cuento, los protagonistas hacen ellos mismos Huesos de Santo, pero también podéis comprarlos, hablar de su forma, de por qué se llaman así... y disfrutarlos!



Para acabar...

Os dejo este artículo en el que se explica genial la diferencia entre los dos días (1 y 2 de Noviembre) y os propongo un texto (para los mayores y los adultos, aunque mi madre nos lo leía de pequeñas cuando hablábamos de Halloween) del Antiguo Testamento en el que se narra con estilo 100% Halloween aquello en lo que creemos nosotros: LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA 

El texto está en: Ez 37, 1-10

Como siempre, las edades de todas las propuestas son ORIENTATIVAS, lo mejor es que observéis a vuestros hijos y veáis si responderían a sus necesidades o no...

Y celebréis lo que celebréis... ¡Que tengáis un muy feliz puente!

Contadme si usáis el cuento!

PD: El cuento está pensado para que lo imprimáis en formato FOLLETO por las dos caras y lo grapéis en el centro. Podéis imprimir la portada y contraportada en cartulina más durita.



Gracias por estar al otro lado!



¡No te pierdas nada!

Síguenos en Instagram @con_s_de_mama 
y en Facebook @conSdeMama

Visita nuestra tienda en www.yconmdemaria.es y 
no pierdas detalle siguiéndonos en Instagram @yconmdemaria.es


Comentarios

Entradas populares de este blog

ENROSCAR Y DESENROSCAR (ACTIVIDADES DE VIDA PRÁCTICA MONTESSORI)

Cuando hablamos de las Actividades Montessori de Vida Práctica os comenté que después de observar a R y S y reflexionar sobre sus posibles intereses, sus necesidades y el Periodo Sensible en el que se encontraban, habíamos visto que un par de actividades que podían dar respuesta a todo eso eran los trasvases (para S) y enroscar y desenroscar tapas (para R). De los trasvases ya hablamos aquí (1ª parte) y aquí (2ª parte), así que hoy quiero contaros cómo hemos planteado la actividad de Enroscar y Desenroscar. ¿Por qué hemos planteado esta actividad? ¿Qué necesidad/interés resuelve? Esta actividad la hemos preparado principalmente para R , pero al igual que los trasvases (que eran para S pero R también quería hacerlos) hemos acabado preparando otra igual, en esta ocasión, para S.  Él tiene dominadísimo lo de enroscar y desenroscar (porque desde pequeño le gustaba también practicarlo), pero como los dos están atravesando un momento muy intenso de "quiero lo

DIY CASCO DE ASTRONAUTA

¡Por fin! Después de mucho experimentar, fallar, repensar y volver a intentar, hemos conseguido hacer un casco de astronauta que cumple con nuestras expectativas 😂 (las de S y mías quiero decir). Como sabéis, S quiere "viajar a la luna" y no podía salir de su nave sin su traje , su mochila de oxígeno y por supuesto sin su casco espacial .  Antes de ponernos manos a la obra, estuvimos inspirándonos con fotos y otros tutoriales de Internet (veréis que hay muchos) pero ninguno terminaba de convencernos. S quería un casco que fuera grande , como el de los astronautas de verdad (o más, porque por él habría sido mucho más grande aún), que tuviera pantalla (en los tutoriales que encontrábamos no hacían la pantalla del casco, dejaban el hueco) y que fuera duro por si caían meteoritos 😄... pero que además fuera cómodo y no se le moviera al saltar como los astronautas...  Así que, si ya de por sí construir un casco de astronauta es "un poquito complicad

POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE NUESTROS HIJOS SE VISTAN SOLOS (MONTESSORI PASO A PASO)

Como veis, entre Satélites y astronautas , no nos olvidamos de nuestro propósito de acercar la filosofía Montessori (un poco a nuestra manera) a nuestra casa.  Ya os hablaba de esta intención a raíz de unos libros maravillosos que me trajeron los Reyes Magos, y os conté cómo habíamos intentado ponerlo en práctica a través de las rutinas diarias , ya que habíamos visto que era lo más sencillo a la par que importante.  Pero ¿por dónde empezamos? Si recordáis, en esta infografía veíamos que lo primero era seleccionar una rutina. Ya que tenemos bastante dominadas las rutinas del aseo personal en el baño , hemos decidido continuar por las rutinas relacionadas con vestirse o desvestirse .  Ahora os cuento nuestros porqués más importantes (los top, obviamente hay más, pero ya os los iremos contando) . ¿Por qué creemos que es importante que se vistan solos? Por supuesto... desarrollan su autonomía: Ya sabemos que en Montessori una de las cosas que se pretende