Ir al contenido principal

QUÉ LLEVO Y QUÉ NO LLEVO EN EL BOLSO PARA EL HOSPITAL



Desde hace un par de semanas tenía pendiente preparar el Bolso del Hospital para M, pero por unas cosas o por otras, al final se iba retrasando (igualito que con S... que lo tenía preparado desde que empecé el tercer trimestre y en su momento me agobié porque me parecía tarde 😂).

Así que el lunes me dije: "de hoy no pasa", y a pesar de que fue un día de supervivencia absoluta y cambios de última hora, lo conseguí.

Os comparto lo que llevo en el Bolso del Hospital por si os sirve de guía o inspiración (yo en su momento también busqué por Internet...) y os muestro otra realidad de este Tercer Embarazo: con S llevé de toooodo, con R reduje bastante gracias a la primera experiencia... con M... a veces pienso que podría ir así, con lo puesto, pero no sé si es por la experiencia o porque mi cabeza ya no da para más 😂😂😂.

¡Espero no ser la única!


La primera vez que hice un Bolso para el Hospital...

La primera vez fue para el nacimiento de S. Después de una de las muchas noches de insomnio características del embarazo, en la que estuve dando vueltas y más vueltas a la idea de que era una pésima madre porque a esas alturas no tenía nada preparado para S, decidí levantarme y buscar en Internet qué cosas necesitaba tener para la llegada de mi pequeñito... Pero... ¡grandísimo error lo de buscar en Internet! Y eso que puse bastante filtro...

Os invito a hacer la prueba, buscad en Internet "listas de cosas que necesitas comprar antes del nacimiento"... muchas de las listas que hay están llenas de cosas que realmente no necesitas, son tremendamente exageradas y, en mi opinión, se sirven de la inexperiencia de los padres primerizos para fomentar la compra de "todas esas cosas". 

En algunas, esto se veía a simple vista, pero otras eran más disimuladas. Al fin, seleccioné una que no me pareció del todo mal (pero que a la hora de la verdad tampoco resultó ser muy realista). La imprimí y se la dí a J: "de mañana no pasa que nos vayamos a comprar todo esto". El bueno de J,  pasó por alto mis "prisas" y accedió

Esta fue la lista que encontré (y la que más me convenció de todas), con una casillita en blanco al lado de cada cosa para marcarla cuando ya la tenías. Está dividida en secciones y está bastante bien, pero os diré que actualmente no me llevo ni la mitad de las cosas que propone... (para que veáis que realmente no se necesitan tantas cosas).


El Bolso del Hospital para M (lo que me llevo actualmente)

Lo primero, es importante decir que daré a luz en un Hospital Público de la Comunidad de Madrid, así que tengo que llevar aún menos cosas que en uno privado porque allí me dan pañales, compresas, toallitas, ropa...

Así que, mi primera recomendación sería que preguntéis en vuestro Hospital qué cosas os dan allí para no llevarlas de más. 

Teniendo esto en cuenta, me llevo:

Para mí:
  • Tarjeta SS y DNI: Chimpún, en un sobrecito, ni cartera, ni dinero, ni nada porque no lo voy a usar. 
  • Móvil y cargador: solo si no te agobia usar el móvil durante esos días... Yo con S lo apagué desde que nació en Septiembre y lo volví a encender en Enero... ¡una de las mejores decisiones de mi vida 😂! En cambio con R lo tenía encendido para poder coordinarme con J y saber que mi S estaba bien 😊.
  • Revistas, libro o música: También es muy relativo, depende de cada una. Yo llevé un libro y en la maleta se quedó, esta vez me llevo uno pequeñito porque seguramente J no se quede conmigo por las noches... ya os contaré si M me deja utilizarlo o no 😂.
  • Neceser: aseo dental, gel, champú, cepillo de pelo, goma de pelo para el parto (¡¡ojo!! que no tenga nada metálico, tampoco se pueden llevar horquillas ni nada de metal en el parto), crema hidratante... (este es el único cosmético que me llevo, más que nada porque en el postparto mi dermatitis ataca a tope, pero solo me la doy si veo que lo necesito... en el hospital hay poco tiempo y en mi caso, pocas ganas).
  • Una chaquetilla de abrigo, leggins premamá y calcetines: En mis otros partos estábamos a 40º a la sombra, así que no me llevé nada de esto, pero esta vez estamos en Febrero 😝... y los camisones de mi hospital son ligeritos.
  • 6 u 8 braguitas desechables o de tela que no te importe manchar: A mí, mi madre me aconsejó comprar un paquete de braguitas baratas de algodón normales y corrientes, y eso hice, de la misma talla que usaba normalmente. Sujetaban mejor la compresa y no me picaban ni me molestaban nada. Las que usé en el hospital las tiré directamente allí, como si fueran desechables. Compré tres paquetes de 6 braguitas y fue genial. Una vez en casa sí que las lavaba, pero también se manchaban menos. Cuando acabo de manchar, las lavo bien y las guardo hasta el siguiente postparto, así que las voy reutilizando. 
  • 2 sujetadores de lactancia: A lo que yo añado: cómodos, porque te los tendrás que bajar muuuuuchas veces. Yo compré estos en H&M, tipo top, y los adoro, los sigo usando todos los días desde hace 5 años 😂 con lactancia o sin ella.
  • 2 camisetas de lactancia: Esta vez he preferido llevarme camisetas en vez de sujetadores porque me gusta ir con la barriguilla abrigada en invierno y creo que voy a estar muchísimo más cómoda que con los sujes. De nuevo me encantan estas de H&M, también llevo 5 años usándolas (PD: No me llevo nada de comisión de H&M 😂, os lo digo porque de verdad son las mejores que he probado).
  • Ropa para la salida del hospital, o la misma que al entrar, que sea cómoda y no apriete: Aquí, cuidado. Cuando das a luz se te queda una buena barriguita de unos... 5 meses, así que efectivamente nada que apriete. A mí me gusta llevar ropa limpia además de la que llevé  al entrar porque... ¿y si rompo aguas o lo que sea y se mancha la que llevaba? Además, algo que yo no tuve en cuenta por novata en el nacimiento de S, pero que ya me lo tengo súper aprendido es que sea algo que pueda desabrochar por delante para dar el pecho al nuevo bebé; al hospital llegas siendo una, pero te vas con un bichito nuevo en el brazo y nunca sabes cuándo ni dónde vas a tener que darle el pecho... y seguramente antes de irte de allí será lo último que hagas para poder entrar en el coche...
  • Zapatillas de andar por casa y chanclas para la ducha.
  • Tijeritas: Esta es de mi propia cosecha, yo tuve que pedir a J que las trajera de casa porque cada vez que tenía que abrir el antibiótico tenía que pedirlas a la enfermera, y a veces hasta que me las traían pasaban mil horas... y también fueron de gran utilidad para abrir regalitos...
  • Esparadrapo: Esta también es mía 😂 odio que se me mueva la vía de aquí para allá y a veces pasa lo mismo que con las tijeras y las pobres enfermeras... así que me la pego yo solita si me hace falta para que no me moleste, sobre todo al coger al bebé para darle el pecho.
  • Almohada de embarazo_lactancia (la última de mis aportaciones): En el hospital me ayudó a dormir cómodamente, porque mi barriga vacía bailaba grimosamente cual flan y me molestaba igual al dormir; y de cara a la lactancia fue también de gran ayuda porque podía apoyar mis brazos y al bebé y no me cansaba tanto al darle el pecho. 

Para el bebé:

  • 1 arrullo o mantita. 
  • Sistema de Retención Infantil instalado en el coche. Esto es para poderte llevar al niño a casa. Tampoco hace falta que lo lleves desde el momento del parto, el papá o quien sea puede ir a por él e instalarlo cuando os vayáis a volver a casa. Lo más importante... Es que sea adecuado para recién nacido, que haya superado el Plus Test, que tenga todos los elementos de seguridad, que sea a contramarcha... y si os habéis asesorado bien en una tienda especializada (el Corte Inglés NO es una tienda especializada, ni Carrefour, ni Alcampo...), mejor que mejor. Os dejo el enlace de la Asociación A Contramarcha Salva Vidas para que podáis encontrar información fiable sobre el tema... y este post de hace casi un año en el que os cuento cómo nos salvó el haber invertido en sillas de estas características para nuestros peques... ¡merece la pena!
  • Traje y body para la salida o alguno más para la estancia en el hospital porque los que te dan en la Sanidad Pública suelen ser grandes. Patucos o calcetines si el traje no es cerrado: Bien, son grandes, pero al final, en mi opinión, resultan ser los más cómodos para todos (les desnudan muchas veces para pincharles, tomarles temperatura, pesarles, cambiarles el pañal... así que es mejor que sean cómodos de poner y quitar). Lo que sí me llevo es un trajecito para las fotos y para la salida del hospital que elegí con R y S.  
  • Lima de uñas: Otra aportación mía. Los recién nacidos nacen con las uñas largas y afiladas y se arañan la cara que da gusto. No recomiendan cortárselas tan pronto pero para evitar arañazos (también en el pecho de la mamá) yo se las voy limando poquito a poquito si me dejan. Sé que para eso se utilizan las manoplas, pero más abajo os cuento por qué yo no las utilizo. 
    Como nota extra, yo intento que todo me quepa en el bolso del carrito (bolso-pañalera), tanto mis cosas como las suyas, ya que no quiero llamar la atención por "maleta escandalosamente grande"... Además sales del hospital con muchas más bolsas de las que trajiste... ya verás.

    Las cosas de tener más "a mano", como mi tarjeta o el móvil... esta vez me las llevo en mi totebag de Mamá EXTRAordinaria, porque, además de tener mucha capacidad, el mensaje que tiene me encanta para recibir a M con muchísima alegría 😊.


    Para el papá: (sí, habéis leído bien)
    • Móvil y cargador. Sí, para él sí 😂, J llevará el peso fundamental de las llamadas y Whatsapps... el pobrecito. 
    • Pijama... o ropa cómoda para dormir. Durante las noches entran y salen muchísimas enfermeras también, así que J lleva algo tipo chándal para estar más cómodo durmiendo, en todos los sentidos. 
    • Cosas de aseo. Muy básicas, J suele ir a ducharse todos los días a casa y así aprovecha y se lleva un montón de bolsas de regalos de la habitación del hospital o me trae cosas que pueda ir necesitando para mí o para el bebé... o me trae a mis peques, que es lo mejor de lo mejor.
    • Pan de molde, embutido, botella de agua, paquete de leche, cereales, cuenco... Sí, esto fue un inventazo. Si a J no le da tiempo a llegar a cenar o a comer a la cafetería porque las visitas se alargan, o para ahorrar y para poder desayunar, comer y cenar conmigo en la habitación... J se lleva sus propias provisiones. Las guarda en una bolsa en el armario de la habitación y no molesta a nadie. Hay que tener en cuenta que el hospital solo cubre la comida para la mamá. 

    Lo que NO me llevo...
    • Maquillaje, cremas faciales, antiojeras, cremas de rutina de noche... En mi caso... ni tiempo ni ganas, de verdad 😂.
    • Manoplas para el bebé. Sí, sé que son una monada, que mucha gente estará como loca por regalaros un conjuntito (o que ya tendréis unos cuantos)... pero desde mi experiencia, nada práctico. Por un lado, como os decía, es verdad que los recién nacidos tienen las uñas largas y finitas, y arañan que da gusto; se arañan a sí mismos, malo, pero también el pecho extremadamente sensible y dolorido de la reciente mamá, también malo. Por eso, yo se las puse a S todo el primer día y casi todo el segundo, hasta que ese segundo día por la noche S no paraba de llorar, no quería el pecho, no eran gases, no era pañal sucio... le quité las manoplas y al instante se calmó y se durmió. Una matrona me dijo que era porque las manoplas les impiden la propiocepción: están en otro medio distinto al acostumbrado, más grande, y necesitan explorar y tocar un mínimo para ser conscientes de sí mismos, y para mí tiene todo el sentido del mundo, desde luego, así que a la porra las manoplas. Si tienen las uñas muy largas intento limárselas un poquito con una lima de uñas. 
    • Gorrito para el bebé. Y en cuanto al gorro... a la tercera vez que se le caiga al ponerlo al pecho o al cogerlo... ya os digo yo dónde mando el gorro 😂. Nada, el gorro para la foto y luego a la maleta de nuevo. 
    • Y un montón de cosas más que veréis en las listas de Internet o en vídeos de Youtube... y que de verdad, según lo que yo he vivido con los anteriores... no son necesarias. 

    También hay que tener en cuenta que si ya en el hospital echáis de menos algo... ahí está el súper papá o las múltiples visitas que van y vienen y, si se lo pedís, os traerán lo que sea encantad@s (bocata de jamón incluido).



      PERO LO MÁS IMPORTANTE...

      Lo más importante es que por fin esta semana hemos podido preparar nuestra casa para la llegada de M... pero no nuestra casa física, sino la única Casa que realmente un hij@ necesita: NUESTRO CORAZÓN de padres.

      Sí, porque de poco sirve tener "mil cosas materiales" si lo único importante no está un poco (dentro de lo que supone la llegada de un bebé) centrado en acoger a ese pequeñ@ que va a venir a destartalar todo de nuevo... Y hasta esta semana "otras cosas" nos han dificultado centrar nuestro corazón en lo verdaderamente importante: en que cuando M nazca encuentre un hogar acogedor, una familia en calma, en paz... y unos padres en verdadera COMUNIÓN. 


      Gracias J por tu amor incondicional, gracias S y R por perdonar mis gritos fruto del "todojunto", gracias M por regalarnos este tiempito extra para poder centrarnos en lo importante...

      Ahora ya sí, puedes salir 😜.



      Y vosotr@s... ¿Preparáis el bolso del hospital con mucha antelación? ¿Sois de llevar muchas cosas o pocas? ¿Hubo diferencia entre lo que os llevasteis la primera vez y lo que os llevasteis las siguientes veces? ¿Tenéis algún "imprescindible" de cosecha propia? ¿Cómo os preparáis vosotros? ¡Contadme por aquí o en RRSS!

      ¡No te pierdas nada!

      Síguenos en Instagram @con_s_de_mama 
      y en Facebook @conSdeMama
      Suscríbete al blog y deja tu correo para que te lleguen todas las novedades
      Búscanos en Madresfera a través de la insignia del menú desplegable



      Comentarios

      Entradas populares de este blog

      ENROSCAR Y DESENROSCAR (ACTIVIDADES DE VIDA PRÁCTICA MONTESSORI)

      Cuando hablamos de las Actividades Montessori de Vida Práctica os comenté que después de observar a R y S y reflexionar sobre sus posibles intereses, sus necesidades y el Periodo Sensible en el que se encontraban, habíamos visto que un par de actividades que podían dar respuesta a todo eso eran los trasvases (para S) y enroscar y desenroscar tapas (para R). De los trasvases ya hablamos aquí (1ª parte) y aquí (2ª parte), así que hoy quiero contaros cómo hemos planteado la actividad de Enroscar y Desenroscar. ¿Por qué hemos planteado esta actividad? ¿Qué necesidad/interés resuelve? Esta actividad la hemos preparado principalmente para R , pero al igual que los trasvases (que eran para S pero R también quería hacerlos) hemos acabado preparando otra igual, en esta ocasión, para S.  Él tiene dominadísimo lo de enroscar y desenroscar (porque desde pequeño le gustaba también practicarlo), pero como los dos están atravesando un momento muy intenso de "quiero lo

      DIY CASCO DE ASTRONAUTA

      ¡Por fin! Después de mucho experimentar, fallar, repensar y volver a intentar, hemos conseguido hacer un casco de astronauta que cumple con nuestras expectativas 😂 (las de S y mías quiero decir). Como sabéis, S quiere "viajar a la luna" y no podía salir de su nave sin su traje , su mochila de oxígeno y por supuesto sin su casco espacial .  Antes de ponernos manos a la obra, estuvimos inspirándonos con fotos y otros tutoriales de Internet (veréis que hay muchos) pero ninguno terminaba de convencernos. S quería un casco que fuera grande , como el de los astronautas de verdad (o más, porque por él habría sido mucho más grande aún), que tuviera pantalla (en los tutoriales que encontrábamos no hacían la pantalla del casco, dejaban el hueco) y que fuera duro por si caían meteoritos 😄... pero que además fuera cómodo y no se le moviera al saltar como los astronautas...  Así que, si ya de por sí construir un casco de astronauta es "un poquito complicad

      POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE NUESTROS HIJOS SE VISTAN SOLOS (MONTESSORI PASO A PASO)

      Como veis, entre Satélites y astronautas , no nos olvidamos de nuestro propósito de acercar la filosofía Montessori (un poco a nuestra manera) a nuestra casa.  Ya os hablaba de esta intención a raíz de unos libros maravillosos que me trajeron los Reyes Magos, y os conté cómo habíamos intentado ponerlo en práctica a través de las rutinas diarias , ya que habíamos visto que era lo más sencillo a la par que importante.  Pero ¿por dónde empezamos? Si recordáis, en esta infografía veíamos que lo primero era seleccionar una rutina. Ya que tenemos bastante dominadas las rutinas del aseo personal en el baño , hemos decidido continuar por las rutinas relacionadas con vestirse o desvestirse .  Ahora os cuento nuestros porqués más importantes (los top, obviamente hay más, pero ya os los iremos contando) . ¿Por qué creemos que es importante que se vistan solos? Por supuesto... desarrollan su autonomía: Ya sabemos que en Montessori una de las cosas que se pretende