Ir al contenido principal

"UN GRAN SUEÑO" DE FELIPE UGALDE


¡Hacía mucho que no actualizaba "La Biblio de mis niños"

Y qué mejor ocasión que esta, en la que os traigo un álbum ilustrado un tanto curioso, y que además encaja perfectamente con la temática de nuestro Proyecto sobre el Espacio Exterior: "Un gran Sueño" de Felipe Ugalde (Kalandraka).

Aviso de que va un post muy arriesgado... ¡hablamos hasta de los Santos!



Un libro complicado

He de reconocer que mi historia con este libro tiene dos caras. Lo cogí cuando lo vi en la biblio con idea de que, si realmente lo terminaba de ver "adecuado" tanto para nuestro Proyecto como para S, lo usaría, y si no, lo guardaría para devolver directamente en la próxima visita.

Por un lado, le tengo mucho cariño porque fue la primera tarea que me encomendaron en mis primeras prácticas como profe de infantil: leer el libro a los niños de 4 años. Me sentía súper importante ya solo con eso 😂. Así que me trae muy buenos recuerdos porque esas prácticas fueron la primera confirmación de mi vocación como maestra. 

Pero por otro lado... es un libro muy complicado, tanto por los temas que trata, como por algunas de sus ilustraciones. Es un libro para mi gusto muy filosófico, lleno de dualidades, metáforas y complejos significados... vamos, que si no se prepara bien puede suponer que nos metamos en un buen berenjenal... 

De hecho, en aquellas prácticas, por mucho que la profe se empeñó en explicarlo utilizando la teoría del Big Bang, los niños se quedaron con cara de... "¿?"



¿De qué trata?

(Lo siento, va con spoilers) 

Pues, como decía, de muchas cosas. La base es la historia de un cocodrilo que tiene grandes sueños, tan grandes como "comerse el mundo" y ser recordado para siempre. 



Estos sueños que motivan toda su existencia le llevan, desde que sale del huevo, a ir devorando todo lo que encuentra a su paso para hacerse cada vez más grande (incluso se ve cómo se come otro cocodrilo). Tanto esta idea como las imágenes que la van narrando podrían dejar entrever conceptos como la ambición desenfrenada, la avaricia,  la codicia, o el pasar por encima de los demás con tal de conseguir lo que uno se propone, ideas que por supuesto no son las que quiero transmitir a mis hijos. 



Este cocodrilo sigue comiendo y comiendo para alcanzar su sueño. Después de comerse literalmente el Mundo (Planeta Tierra) y no quedarse contento con eso, continua con el resto de planetas del Sistema Solar, hasta que se topa con la primera dificultad en el camino: cuando devora el Sol... se le atasca en el estómago y... explota


He aquí otra dificultad de este libro... personalmente no me gusta nada la escena de las partes del cocodrilo volando por los aires... 

Finalmente, con todo y con eso... consigue su sueño ya que al explotar se convierte en una constelación que todo el mundo podrá ver en el cielo, y por consiguiente, será recordado para siempre como parte de lo más grande de la Creación: el Universo...

Pero es aquí donde mi cabeza empieza a darle la vuelta... ¿Realmente lo consigue? ¿Quién recordará a este cocodrilo, si se ha comido a todo el mundo?



¿Qué temas podemos tratar con los niños a través del libro?

Pues resumiendo todo ese batiburrillo de ideas, y después de mucho reflexionar, se me ocurrió que podíamos tratar temas como:

Los sueños:

¿Qué son los sueños y cuáles son los nuestros? Es muy difícil explicar a un niño qué es un sueño, y además haciendo la diferencia entre los sueños que tenemos por las noches cuando dormimos y los que se refieren a las metas que nos proponemos en la vida. 

Así que yo cambié la palabra por deseos y le recordé su sueño/deseo de tener una bici con pedales que consiguió gracias a los Reyes Magos. 

Luego le expliqué que hay deseos aún más grandes y profundos que tardamos muchos años en conseguir. También le compartí que en mi caso, ese sueño que yo tenía de pequeña era ser mamá y que ya se había cumplido gracias a él y a su hermana R.

¿Y cuál es el sueño de S? Pues muy prudentemente, me dijo que no lo sabía... que iba a pensarlo 😍

Otro día podemos plantear la pregunta de cómo conseguimos nuestros sueños. En el caso del cocodrilo, va haciendo algo día a día para conseguirlo, así que podemos hablar de la constancia en la lucha por lograr nuestros sueños y de que el camino no siempre es fácil, a veces nos encontramos con dificultades (como el sol para el cocodrilo) y tenemos que intentar superarlas


De nuevo le hablé de que ser mamá no era fácil... porque estoy aprendiendo a serlo y hay muchas cosas que todavía no sé hacer bien (como por ejemplo... y ahí aproveché para disculparme por las cosas que hago mal, como gritar, estresarme, contestarles mal a veces...) pero aún con todo, no dejaré de trabajar por mejorar cada día. 

Por último, también podemos hablar de que hay formas honradas y respetuosas de conseguir nuestros sueños (trabajando por ellos) y formas que no son para nada respetuosas y no debemos utilizar. El tercer día de cuento volvimos a la bici: podemos pedírsela a los Reyes Magos o trabajar para ganar dinero y comprarla, o podemos robarla de la tienda, algo que no sería honrado y no nos haría disfrutar tanto de nuestro sueño como las dos primeras opciones (igual que el cocodrilo, consigue ser grande, sí, pero se ha comido todo... ¿quién va a ver lo grande que se ha hecho?). 
Nuestro lugar en el Universo:

Podemos retomar la actividad de nuestro lugar en el Universo, ya que en el libro se va viendo cómo el cocodrilo va comiendo primero lo que está a su alcance y luego cosas cada vez más grandes hasta llegar al Planeta Tierra, el Sistema Solar y el Sol. 


Para ello simplemente me llevé a la cama el material que tenemos para la actividad y la realizamos unas cuantas veces (hasta que S se cansó) después de leer el libro. 

El Big Bang y las Constelaciones:

Otro día, aprovechando la explosión de nuestro cocodrilo y su consiguiente conversión en constelación, podemos intentar explicar la teoría del Big Bang y de la creación del Universo.

Según la teoría del Big Bang, una de las primeras "cosas" que se formaron fueron las estrellas y las galaxias, así que podemos pararnos a hablar de ellas y de las constelaciones, ya que el cocodrilo protagonista del cuento se convierte en una. 

Para trabajar esta idea, le llevé una constelación nueva para proyectar en el techo de la habitación: DRACO. No es exactamente la del cocodrilo del cuento pero es bastante parecida. Mientras proyectábamos constelaciones continuamos hablando sobre ellas. 


Podemos seguir trabajando la idea de que las constelaciones son figuras que hemos creado los hombres uniendo determinadas estrellas con líneas imaginarias. Gracias a las constelaciones podemos obtener un "mapa del cielo" que además servía antiguamente a los navegantes para orientarse en el mar. También servían para controlar el paso de las estaciones, según se vieran unas u otras.

El deseo de querer ser recordados por algo grande:

También podemos hablar sobre el deseo tan humano de querer ser recordados por algo grande, de querer permanecer en el tiempo y en la memoria para no "morir". (S ya "sabe" lo que es la muerte, así que podíamos hablar sobre ello)

Como manera de contrarrestar un poco esas ideas negativas de ambición o de pasar por encima de los demás para conseguir nuestros sueños, podemos proponer personajes que hayan conseguido ser recordados por la humanidad gracias a las cosas buenas que hicieron durante su vida. 

Yo aquí le hablé y le llevé imágenes de Santos (ya he dicho alguna vez que nosotros somos cristianos), como Santa Teresita, Santa Teresa de Calcuta, San José, San Felipe Neri, San Isidro Labrador, San Francisco Javier... y por supuesto, el mismo Jesús

Esas personas como tú y como yo, cuyas vidas brillaron como las estrellas, podrían servirnos como guías para la nuestra, igual que las constelaciones servían de guía a los barcos, y convertirse en nuestro mapa para llegar al Cielo


Sería buena idea también recordar a familiares que quizá ya no estén con nosotros, coger sus fotos, contar a nuestros peques historias sobre ellos, sobre lo que hacían o lo que decían... y podemos pensar de qué formas solemos recordarlos. Nosotros estuvimos viendo fotos sobre la bisabuela E y el bisabuelo N, que ya nos cuidan desde allí arriba. 



¡¡¿Pero qué me estás contando?!! ¡Si estás hablando de un niño de Infantil!

¿Y qué creéis, que los niños tan pequeños no van a entender (obviamente con filtro de 3 años) todas estas cosas? Si están preparados, si están acostumbrados a tener conversaciones "profundas" y de conexión con vosotros... yo creo que sí. 

Obviamente, todo esto son conceptos que pueden trabajarse a muchas edades (incluso con adultos), pero personalmente creo que depende de cada niñ@, y tampoco hay que sacarlos todos de golpe, nosotros íbamos sacando un tema cada cierto tiempo a lo largo de un mes entero. Solemos aprovechar nuestro momento especial (el cuento antes de dormir) para estas conversaciones tan trascendentales (S tiene cuerda para rato y es un momento que nos ayuda a los dos a reconectar después de los "estreses" del día).

Yo me lancé finalmente con este libro porque me vi capaz de darle la vuelta a la parte del mensaje "con carga negativa" y porque... conozco a mi S, y sé que a veces hace unos razonamientos tan profundos que por supuesto que le vi preparado para ir acercándose a estas ideas.

De hecho, ya hace un par de semanas que tuvimos que devolver a nuestro cocodrilo, y S me ha pedido que esta semana volvamos a sacarlo... así que creo que no me he equivocado al leérselo y gracias a él hemos aprendido, hablado y compartido muchísimas cosas de las importantes, las del corazón 😊



Así que, haciendo caso a María Montessori... sigamos sembrando en ellos ideas buenas 😉



¿Qué os parece? ¿Leeríais a vuestros peques este cuento? ¿Compartís cosas desde el corazón con ellos? ¡Dejádmelo en comentarios!


¡No te pierdas nada!

Síguenos en Instagram @con_s_de_mama 
y en Facebook @conSdeMama
Suscríbete al blog y deja tu correo para que te lleguen todas las novedades
Búscanos en Madresfera a través de la insignia del menú desplegable




Comentarios

Entradas populares de este blog

ENROSCAR Y DESENROSCAR (ACTIVIDADES DE VIDA PRÁCTICA MONTESSORI)

Cuando hablamos de las Actividades Montessori de Vida Práctica os comenté que después de observar a R y S y reflexionar sobre sus posibles intereses, sus necesidades y el Periodo Sensible en el que se encontraban, habíamos visto que un par de actividades que podían dar respuesta a todo eso eran los trasvases (para S) y enroscar y desenroscar tapas (para R). De los trasvases ya hablamos aquí (1ª parte) y aquí (2ª parte), así que hoy quiero contaros cómo hemos planteado la actividad de Enroscar y Desenroscar. ¿Por qué hemos planteado esta actividad? ¿Qué necesidad/interés resuelve? Esta actividad la hemos preparado principalmente para R , pero al igual que los trasvases (que eran para S pero R también quería hacerlos) hemos acabado preparando otra igual, en esta ocasión, para S.  Él tiene dominadísimo lo de enroscar y desenroscar (porque desde pequeño le gustaba también practicarlo), pero como los dos están atravesando un momento muy intenso de "quiero lo

DIY CASCO DE ASTRONAUTA

¡Por fin! Después de mucho experimentar, fallar, repensar y volver a intentar, hemos conseguido hacer un casco de astronauta que cumple con nuestras expectativas 😂 (las de S y mías quiero decir). Como sabéis, S quiere "viajar a la luna" y no podía salir de su nave sin su traje , su mochila de oxígeno y por supuesto sin su casco espacial .  Antes de ponernos manos a la obra, estuvimos inspirándonos con fotos y otros tutoriales de Internet (veréis que hay muchos) pero ninguno terminaba de convencernos. S quería un casco que fuera grande , como el de los astronautas de verdad (o más, porque por él habría sido mucho más grande aún), que tuviera pantalla (en los tutoriales que encontrábamos no hacían la pantalla del casco, dejaban el hueco) y que fuera duro por si caían meteoritos 😄... pero que además fuera cómodo y no se le moviera al saltar como los astronautas...  Así que, si ya de por sí construir un casco de astronauta es "un poquito complicad

POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE NUESTROS HIJOS SE VISTAN SOLOS (MONTESSORI PASO A PASO)

Como veis, entre Satélites y astronautas , no nos olvidamos de nuestro propósito de acercar la filosofía Montessori (un poco a nuestra manera) a nuestra casa.  Ya os hablaba de esta intención a raíz de unos libros maravillosos que me trajeron los Reyes Magos, y os conté cómo habíamos intentado ponerlo en práctica a través de las rutinas diarias , ya que habíamos visto que era lo más sencillo a la par que importante.  Pero ¿por dónde empezamos? Si recordáis, en esta infografía veíamos que lo primero era seleccionar una rutina. Ya que tenemos bastante dominadas las rutinas del aseo personal en el baño , hemos decidido continuar por las rutinas relacionadas con vestirse o desvestirse .  Ahora os cuento nuestros porqués más importantes (los top, obviamente hay más, pero ya os los iremos contando) . ¿Por qué creemos que es importante que se vistan solos? Por supuesto... desarrollan su autonomía: Ya sabemos que en Montessori una de las cosas que se pretende