Ir al contenido principal

ACTIVIDADES MONTESSORI DE VIDA PRÁCTICA ¿POR DÓNDE EMPIEZO?



Seguro que recordáis aquel post que escribimos hace unas semanas en el que comentábamos por dónde habíamos empezado a acercar nuestro día a día a Montessori. Efectivamente, empezamos por las actividades de Vida Práctica, y dentro de ellas, por las Rutinas Diarias (que seguiremos compartiendo por aquí).

Si tenéis en mente aquella Infografía, dividíamos las actividades de Vida Práctica en dos grupos: las actividades cotidianas (donde entran las rutinas) y las que llamamos Actividades de Vida Práctica.

Estas últimas son propuestas que se ofrecen al niño para que tenga oportunidades (en calma y en un ambiente preparado) de reforzar, repetir, observar, e interiorizar los movimientos que le llevarán a realizar otras actividades cotidianas con éxito

Algunos ejemplos de estas actividades (hay muchísimos) son: trasvasar, abotonar, transportar, abrir, cerrar, enroscar, limpiar, doblar...


Lo mejor de estas actividades es que en realidad... no necesitamos ningún material extra o propiamente "Montessori", con cosas que tenemos en casa y que seguro que interesan a nuestros peques (seguro, solo tenéis que observarles y constataréis que muchas veces prefieren objetos cotidianos a sus juguetes). Por ejemplo: podemos darles botellas o botes vacíos para que los abran y cierren y los tendremos absortos en la actividad un buen rato (considerando "un buen rato" según la edad del niñ@... no van a estar una hora sentados abriendo botes, pero 5-10 minutos igual sí XD)

Como ya os comenté en una de las primeras entradas sobre este tema, siempre me ha gustado esta pedagogía y siempre he buscado y ofrecido objetos que llamaran la atención de mis hijos en esa línea. 

Pero ahora quiero dar un paso más, así que viendo el éxito en mis niños de nuestras rutinas al estilo Montessori, nos hemos lanzado a preparar materiales también al estilo Montessori para ellos. 

¿Queréis saber cómo hemos empezado? ¡Acompañadnos!


Actividades de Vida Práctica Paso a Paso

Vale, ya tenemos un poco más claro el concepto de estas actividades, pero... ¿Por dónde empiezo? ¿Trasvases? ¿Bandejas? ¿Tapetes? ¿Garbanzos, arroz, lentejas? ¿Qué hago con la diferencia de edad? ¿Les ofrezco lo mismo? ¿Habrá peleas? ¿Cómo se presenta esto? ¿En qué momento del día lo hacemos?...

Calma...

Reflexionando sobre todas estas cuestiones (y más) me dí cuenta de que el orden de pasos que íbamos a seguir para preparar actividades de este tipo era un poco distinto al de las Rutinas:

1. Nos ponemos en la piel del niño:

Esto es lo primero de todo, ponernos en su piel y observar. Observar lo que hace, cómo lo hace, cómo juega, con qué juega, qué objetos/acciones llaman más su atención y podría repetir sin cansarse...

Simplemente observa, en silencio, sin intervenir, sin que note tu presencia, pero estando presente.

2. Preparamos el Ambiente:

Antes de ponernos a buscar materiales como locos... nosotros nos paramos a pensar otra cosa... ¿Dónde los vamos a poner? ¿Qué espacio vamos a destinar para estos materiales?

Esto es una casa... no es una escuela Montessori, así que nuestro espacio es bastante/ muy/ demasiado limitado (y eso que nosotros no nos podemos quejar en ese tema... vivimos en una casa que se cae a trozos XD pero bastante grande) y cada familia tendrá que adaptarse al espacio que tenga...

En nuestro caso la idea que teníamos inicialmente no funcionó porque al empezar a desarrollar actividades en ese espacio, vimos que no cumplía con uno de los requisitos del ambiente Montessori, así que tuvimos que rehacer nuestros planes y reorganizarnos de nuevo.

3. Reflexionamos:

Cuando ya llevábamos un tiempo observando a los niños nos paramos a reflexionar sobre las necesidades que habíamos detectado, sus intereses y el periodo Sensible (hablaremos de ellos próximamente) en el que a nuestro parecer podrían encontrarse nuestros hijos.

4. Buscamos la Actividad:

Ahora ya sí, conociendo el punto en el que estaban nuestros hijos, buscamos actividades que respondieran a esas necesidades.

Por ejemplo: S nos pedía servir la comida y se puede pasar el día entero "inventando" palas y excavadoras y trasvasando distintos materiales (como si estuviera en una obra). Pues además de dejarle servir la comida y jugar a las excavadoras todo lo que quiera... pensamos que una actividad que podría responder a ese interés era, sin duda, los trasvases.



En el caso de R, le encanta abrir y cerrar tapas de rosca, así que le hemos preparado una actividad para que pueda practicar ese movimiento en calma y todas las veces que quiera.

5. Preparamos los materiales y la presentación:

Preparamos los materiales para las actividades que hayamos elegido y preparamos la presentación, que es igual de importante que en las rutinas.

Debemos preparar tanto la forma de presentar el material como la forma de recogerlo y guardarlo, ya que una de las normas Montessori es que al acabar de usar un material, éste debe guardarse hasta la próxima vez que se utilice.


Keep Calm...

Soy consciente de que hay mucha información que igual no es muy conocida en este post, pero como os he ido diciendo, la iremos explicando próximamente mientras os enseño las actividades que vamos realizando, así seguro que es más fácil :)

De momento, os dejo esta Infografía sobre el Paso a Paso de las Actividades de Vida práctica para que podáis ir realizando los primeros, que son tan importantes como los materiales (o más, porque si no los materiales no tendrán éxito):



¿Os animáis a preparar actividades de Vida Práctica para vuestros peques? ¡Seguid con nosotros y lo hacemos juntos!


¡No te pierdas nada!

Síguenos en Instagram @con_s_de_mama 
y en Facebook @conSdeMama
Suscríbete al blog y deja tu correo para que te lleguen todas las novedades
Búscanos en Madresfera a través de la insignia del menú desplegable





Comentarios

Entradas populares de este blog

ENROSCAR Y DESENROSCAR (ACTIVIDADES DE VIDA PRÁCTICA MONTESSORI)

Cuando hablamos de las Actividades Montessori de Vida Práctica os comenté que después de observar a R y S y reflexionar sobre sus posibles intereses, sus necesidades y el Periodo Sensible en el que se encontraban, habíamos visto que un par de actividades que podían dar respuesta a todo eso eran los trasvases (para S) y enroscar y desenroscar tapas (para R). De los trasvases ya hablamos aquí (1ª parte) y aquí (2ª parte), así que hoy quiero contaros cómo hemos planteado la actividad de Enroscar y Desenroscar. ¿Por qué hemos planteado esta actividad? ¿Qué necesidad/interés resuelve? Esta actividad la hemos preparado principalmente para R , pero al igual que los trasvases (que eran para S pero R también quería hacerlos) hemos acabado preparando otra igual, en esta ocasión, para S.  Él tiene dominadísimo lo de enroscar y desenroscar (porque desde pequeño le gustaba también practicarlo), pero como los dos están atravesando un momento muy intenso de "quiero lo

DIY CASCO DE ASTRONAUTA

¡Por fin! Después de mucho experimentar, fallar, repensar y volver a intentar, hemos conseguido hacer un casco de astronauta que cumple con nuestras expectativas 😂 (las de S y mías quiero decir). Como sabéis, S quiere "viajar a la luna" y no podía salir de su nave sin su traje , su mochila de oxígeno y por supuesto sin su casco espacial .  Antes de ponernos manos a la obra, estuvimos inspirándonos con fotos y otros tutoriales de Internet (veréis que hay muchos) pero ninguno terminaba de convencernos. S quería un casco que fuera grande , como el de los astronautas de verdad (o más, porque por él habría sido mucho más grande aún), que tuviera pantalla (en los tutoriales que encontrábamos no hacían la pantalla del casco, dejaban el hueco) y que fuera duro por si caían meteoritos 😄... pero que además fuera cómodo y no se le moviera al saltar como los astronautas...  Así que, si ya de por sí construir un casco de astronauta es "un poquito complicad

POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE NUESTROS HIJOS SE VISTAN SOLOS (MONTESSORI PASO A PASO)

Como veis, entre Satélites y astronautas , no nos olvidamos de nuestro propósito de acercar la filosofía Montessori (un poco a nuestra manera) a nuestra casa.  Ya os hablaba de esta intención a raíz de unos libros maravillosos que me trajeron los Reyes Magos, y os conté cómo habíamos intentado ponerlo en práctica a través de las rutinas diarias , ya que habíamos visto que era lo más sencillo a la par que importante.  Pero ¿por dónde empezamos? Si recordáis, en esta infografía veíamos que lo primero era seleccionar una rutina. Ya que tenemos bastante dominadas las rutinas del aseo personal en el baño , hemos decidido continuar por las rutinas relacionadas con vestirse o desvestirse .  Ahora os cuento nuestros porqués más importantes (los top, obviamente hay más, pero ya os los iremos contando) . ¿Por qué creemos que es importante que se vistan solos? Por supuesto... desarrollan su autonomía: Ya sabemos que en Montessori una de las cosas que se pretende