Ir al contenido principal

¿CUÁNTOS ESTAMOS EN CASA? (INICIACIÓN AL CONTEO)




Hoy quiero enseñaros una actividad súper sencilla que está siendo el detonante de muchos aprendizajes para S y R relacionados con las matemáticas pero también con la escritura... y con los turnos y la tolerancia a la frustración 😂.

La he titulado "¿Cuántos estamos en casa?" y para hacerla me basé en un libro maravilloso que me recomendaron en la carrera: "Construir, Jugar y Compartir. Un enfoque constructivista de las matemáticas en Educación Infantil". 

¡Os cuento!

El motivo de la actividad

Ya sabéis que una de mis premisas al educar a mis peques en casa es la de "seguir al niñ@", como bien decía la Doctora Montessori. Pues desde que J volvió al cole después de las vacaciones de verano, S y R le echan tanto de menos que la pregunta diaria al despertarse era: "¿Hoy papá se va al cole?" Además J este año entra más tarde y algunos días desayunamos con él o cuando él se está marchando y a los peques les cuesta despedirse. 

A esa pregunta le seguía un: "¿y mañana?" Así que, además de señalar en nuestro calendario inspirado en Waldorf los días que papá suele estar en casa, se me ocurrió preparar esta actividad para los peques. 

La actividad

Materiales y preparación:

Como veis, de nuevo es una actividad muy sencilla:
  • En un folio dibujamos una tabla con un espacio grande que será la casa (podemos pedirle al peque que dibuje una casa dentro), otro al lado que será el exterior de la casa, y dos más pequeños en los que pondremos cuántos estamos y cuántos faltan. Podéis descargaros directamente la nuestra AL FINAL DEL POST. 
  • Además necesitaremos fotos o dibujos pequeños de las personas de la familia.
  • Lo plastificamos todo y lo ponemos en un lugar visible y al alcance del niño (la nuestra está al lado del calendario).
  • Por último necesitaremos masilla adhesiva para mover las fotos por la tabla y un rotulador de pizarra blanca para escribir los números y poder borrar después (de ahí la importancia de plastificar la tabla). 

Cómo funciona:

En la casilla que representa nuestra casa colocamos con masilla adhesiva las fotos de los que estamos en casa. Si alguien se va, cogemos su foto y la ponemos en la casilla que representa "fuera de casa".

Entonces preguntamos: ¿Cuántos estamos en casa? Contamos las fotos de las personas que están en la casilla de la casa y le proponemos al niño apuntar "como sepa o como se le ocurra" el número de personas que estamos en casa en la casilla correspondiente. Es decir, no hace falta que el peque sepa escribir los números, puede decidir representar la cantidad con palitos, puntitos, circulitos... Lo importante es que haya una correspondencia término a término, es decir, que si estamos tres personas dibuje tres marcas. 

Para ello, si observamos a los peques, veremos que utilizan distintas estrategias: puede dibujar el número correcto de marcas desde el principio, dibujar marcas de más o de menos y luego contarlas y borrar o añadir las que falten (algo que podemos resaltar verbalmente para ir llamando la atención sobre los conceptos de sumar o restar), o ir poniendo una marca por cada foto (señalo una foto, pongo una marca, señalo otra foto...).

Intentemos dejar que sea el niñ@ quien se dé cuenta de sus errores... ¡está aprendiendo y no hay mayor motor que ese para aprender! Podemos guiarle diciendo cosas como: "¿Contamos el número de marcas que has hecho y después volvemos a contar las fotos?" o "Esta marca por mamá, esta por ti, esta por tu herman@...", si ha dibujado más o menos marcas que fotos, por ejemplo, así es muy probable que él mismo se dé cuenta del fallo y le salga corregirlo automáticamente. Día a día irá ensayando sus "tácticas" hasta dar con la estrategia que le sirva de manera autónoma, y eso es aprendizaje (no sirve de nada que le digamos "así no, son 3 marcas", porque no se dará cuenta de su error así). 

Luego hacemos lo mismo con los que están fuera de casa, los contamos y ponemos las marcas. Si no hay nadie fuera de casa dejamos la casilla de las marcas VACÍA y podemos resaltar este hecho: "Estamos todos en casa, NINGUNO está fuera de casa". 

Cuando el niñ@ haya interiorizado la dinámica y siempre y cuando le veamos interesado en las grafías de los números (bien porque nos lo diga o porque veamos signos de ello), podemos proponerle que intente escribir la grafía del número correspondiente en lugar (o además) de las marcas con el rotulador de pizarra blanca. Para ello podemos ofrecerle modelos de números, como los del calendario, para que se vaya fijando en ellos y reproduzca la grafía. De nuevo dejaremos que se equivoque y corrija él mismo su error: fijándose en los números que le ofrecemos, él mismo verificará automáticamente si la grafía que ha escrito es correcta. 

Los "objetivos" de la actividad

Además de hacer más visual el hecho de que papá trabaja o no cada día de la semana, esta actividad nos está sirviendo para:
  • Iniciarnos en el conteo utilizando la motivación de una experiencia diaria, averiguando cuántas personas estamos en casa y cuántas están fuera. 
  • Acercarnos a las sumas y restas sencillas: si en casa estamos 4 y se va 1... ¿cuántos quedamos?
  • Percatarnos de la necesidad/utilidad de la representación gráfica de las cantidades pensando de qué manera podemos representar el número de personas que están o faltan, ya sea con palitos, con puntos...
  • Empezar a asociar cantidades con su representación numérica correspondiente.
  • Iniciarnos en la escritura de las grafías numéricas.
  • Trabajar los conceptos de "todos, ninguno, muchos, pocos..." y el concepto del 0.
  • Trabajar la orientación espacial en una tabla. 

Nuestra fructífera experiencia con la actividad 

Nuestra experiencia con esta actividad ha sido muy, muy, muy gratificante y positiva. Lo sé, en primer lugar, porque S la hace por iniciativa suya, con auténtico gusto y con muchas ganas

Él mismo saca a J de la casa cuando se va al cole y cambia con su rotulador las cantidades en los cuadraditos para ello, y de la misma manera, en cuanto llega J del cole vuelve a meterle en la casa y lo vuelve a cambiar todo sin que yo se lo recuerde, simplemente porque le motiva hacerlo. 

Pero además... S está bastante interesado en la escritura últimamente y cuando le propuse escribir los números ¡le encantó la idea! Él solo ha empezado a coger los números de nuestro calendario (que está al lado) y se fija en su grafía para escribirlos en sus espacios correspondientes y debo decir que está ¡MOTIVADÍSIMO!

¿Y es que hay algo mejor para aprender que la motivación por hacerlo? ¡Yo confirmo cada día con ellos que no!

Así que... a seguir disfrutando del aprendizaje 😊

¿Os animáis a preparar esta actividad con vuestr@s peques? ¡Contadme si lo hacéis!



¡No te pierdas nada!

Síguenos en Instagram @con_s_de_mama 
y en Facebook @conSdeMama
Suscríbete al blog y deja tu correo para que te lleguen todas las novedades
Búscanos en Madresfera a través de la insignia del menú desplegable








Comentarios

Entradas populares de este blog

ENROSCAR Y DESENROSCAR (ACTIVIDADES DE VIDA PRÁCTICA MONTESSORI)

Cuando hablamos de las Actividades Montessori de Vida Práctica os comenté que después de observar a R y S y reflexionar sobre sus posibles intereses, sus necesidades y el Periodo Sensible en el que se encontraban, habíamos visto que un par de actividades que podían dar respuesta a todo eso eran los trasvases (para S) y enroscar y desenroscar tapas (para R). De los trasvases ya hablamos aquí (1ª parte) y aquí (2ª parte), así que hoy quiero contaros cómo hemos planteado la actividad de Enroscar y Desenroscar. ¿Por qué hemos planteado esta actividad? ¿Qué necesidad/interés resuelve? Esta actividad la hemos preparado principalmente para R , pero al igual que los trasvases (que eran para S pero R también quería hacerlos) hemos acabado preparando otra igual, en esta ocasión, para S.  Él tiene dominadísimo lo de enroscar y desenroscar (porque desde pequeño le gustaba también practicarlo), pero como los dos están atravesando un momento muy intenso de "quiero lo

DIY CASCO DE ASTRONAUTA

¡Por fin! Después de mucho experimentar, fallar, repensar y volver a intentar, hemos conseguido hacer un casco de astronauta que cumple con nuestras expectativas 😂 (las de S y mías quiero decir). Como sabéis, S quiere "viajar a la luna" y no podía salir de su nave sin su traje , su mochila de oxígeno y por supuesto sin su casco espacial .  Antes de ponernos manos a la obra, estuvimos inspirándonos con fotos y otros tutoriales de Internet (veréis que hay muchos) pero ninguno terminaba de convencernos. S quería un casco que fuera grande , como el de los astronautas de verdad (o más, porque por él habría sido mucho más grande aún), que tuviera pantalla (en los tutoriales que encontrábamos no hacían la pantalla del casco, dejaban el hueco) y que fuera duro por si caían meteoritos 😄... pero que además fuera cómodo y no se le moviera al saltar como los astronautas...  Así que, si ya de por sí construir un casco de astronauta es "un poquito complicad

POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE NUESTROS HIJOS SE VISTAN SOLOS (MONTESSORI PASO A PASO)

Como veis, entre Satélites y astronautas , no nos olvidamos de nuestro propósito de acercar la filosofía Montessori (un poco a nuestra manera) a nuestra casa.  Ya os hablaba de esta intención a raíz de unos libros maravillosos que me trajeron los Reyes Magos, y os conté cómo habíamos intentado ponerlo en práctica a través de las rutinas diarias , ya que habíamos visto que era lo más sencillo a la par que importante.  Pero ¿por dónde empezamos? Si recordáis, en esta infografía veíamos que lo primero era seleccionar una rutina. Ya que tenemos bastante dominadas las rutinas del aseo personal en el baño , hemos decidido continuar por las rutinas relacionadas con vestirse o desvestirse .  Ahora os cuento nuestros porqués más importantes (los top, obviamente hay más, pero ya os los iremos contando) . ¿Por qué creemos que es importante que se vistan solos? Por supuesto... desarrollan su autonomía: Ya sabemos que en Montessori una de las cosas que se pretende