Ir al contenido principal

EL ÁLBUM DE M (PROYECTO: UN BEBÉ EN LA BARRIGA)



Esta es otra de las actividades que estamos haciendo como parte de nuestro Proyecto: Un álbum de embarazo. 

Tanto S como R tienen los suyos. El de S me lo regalaron mi hermana y mi padre por mi primer día de la madre, cuando S estaba en mi barriga, y es precioso, os lo enseñé aquí. Creo que es un regalo magnífico para mamás que están esperando a su bebé porque te ayuda a conectar con él, con lo que sientes, con tu embarazo... A mí me motivaba muchísimo ir escribiendo mes a mes y es una colección de recuerdos maravillosa que podemos dejar también a nuestros peques cuando crezcan. 

Y si es un regalo magnífico para una futura mamá ¡imaginaos qué magnífico es también para unos futuros hermanitos! De nuevo les estaremos implicando en nuestro embarazo de una manera positiva, alegre, motivadora y activa. Podremos ir registrando mes a mes cómo nos sentimos todos, cómo es su hermanito de grande o cómo va creciendo la barriga de mamá y luego echar la vista atrás e ir viendo la evolución del embarazo. 

Así que les propuse a S y R que le hiciéramos uno a M. Además cada dos por tres me piden ver las ecografías de su hermanito, así que es un buen método para que puedan verlas todo el tiempo que quieran. 

Os cuento cómo lo hemos hecho nosotros (sencillísimo), cómo lo rellenamos y lo que vamos anotando en él. 

Materiales:
  • Un archivador tamaño A5.
  • Cartulinas tamaño A4 (tantas como hojas queráis meter en el álbum, pero lo bueno es que al ser archivador podéis ir metiendo más a medida que lo necesitéis). 
  • Bolígrafo o rotulador para escribir
  • Cinta de doble cara para pegar las fotos
  • Todas las fotos o recuerdos que queráis ir añadiendo. 

Paso a paso:

1. Cortamos las cartulinas A4 por la mitad (para que nos queden de tamaño A5). Les hacemos los agujeros correspondientes a las anillas del archivador y las archivamos dentro. 


2. Seleccionamos las fotos que queramos meter dentro, las imprimimos a un tamaño que entren en las hojas y las plastificamos. 

3. Para conservar las ecografías, lo mejor es escanearlas o hacerles una foto con el móvil, imprimirlas y plastificarlas. NO PLASTIFIQUÉIS DIRECTAMENTE LAS ORIGINALES porque se velan y las perdemos para siempre (por experiencia propia). 


4. También podemos elegir una foto chula o un dibujo para la portada del álbum. ¡Y ya lo tendríamos listo para rellenar!

¿Cómo lo rellenamos nosotros?


Nosotros lo vamos haciendo mes a mes. En el álbum vamos anotando:
  • El número del mes de embarazo correspondiente, teniendo en cuenta nuestro Calendario de Embarazo. 
  • Cómo se siente mamá o qué síntomas tiene (por ejemplo, en el primer trimestre anotamos que yo estaba muy cansada y que era papá quien se encargaba de cuidarlos cuando necesitaba descansar, o que había algunas comidas que me hacían vomitar...)
  • Además de cómo se siente mamá podemos apuntar cómo se sienten ellos: emocionados, tristes porque echan de menos estar más con mamá, ilusionados... 
  • Podemos poner una foto del tamaño de la barriguita de ese mes (nos la pueden hacer ellos con el móvil incluso)
  • También ponemos las ecografías correspondientes.
  • Y por último anotamos lo que mide el hermanit@ y hacemos una línea de ese tamaño en una tira de papel para que vean su crecimiento de una forma más concreta, y cómo es su hermanito ese mes: si es como una lentejita, si ya se le escucha el corazón, si ya se le ven las manitas y los pies...

Ellos van seleccionando y pegando las fotos con la cinta de doble cara y obviamente yo hago la parte escrita y voy anotando lo que ellos me dicen. Lo narro en primera persona del plural, es decir, de boca de los niñ@s. Si vuestros hijos saben escribir, esta parte pueden hacerla ellos también. 


Por último, y no menos importante, hemos puesto al lado unas hojitas (un A4 dividido en 4 trozos) para que si quieren le puedan hacer dibujos o cartas a su hermanito y luego las podamos pegar en el álbum como recuerdos para él. Esto surgió de S, quien este verano no paraba de hacerle "regalitos" a M, así que creo que es una buena manera de irlos conservando también. 


¿Y por qué hacer un álbum para nuestro futuro bebé?

Pues porque, además de ser una forma preciosa de implicarles en la espera como os decía arriba, seguro que es un medio para que surjan conversaciones en torno al embarazo o incluso la sexualidad. 

Esta semana sin ir más lejos, mientras rellenábamos el mes 5 de embarazo, vieron lo que medía ya M y cuánto había crecido. Se me ocurrió decirles que ahora mismo, M era como dos de los bebés que tienen mis hij@s para jugar, y R se fue corriendo a buscarlos. 

Los pusieron encima de la línea que marca la medida de M y efectivamente, eran clavaditos, así que aún tienen una manera más concreta de ver cómo es su hermanito actualmente. 



Luego sacaron las Tarjetas del Embarazo y empezaron a ver la evolución del feto mes a mes y a compararlas con las fotos de las ecografías. 

Además S le decía a R que ella tenía "óvalos" (óvulos 😂) y él espermatozoides... osea que aunque parezca un tema muy complicado... ¡enterarse se enteran perfectamente!

Por último surgió una conversación muy interesante que va a ser motivo de otro post de la semana que viene, porque quiero darle la importancia que se merece (es un temón, de hecho), sobre los abusos sexuales... Osea que imaginad ¡todo lo que puede dar de sí un álbum como este!


¿Tienen vuestros peques álbum de su embarazo? Si no lo tienen y guardáis sus ecografías... ¡no dudéis en hacer uno junt@s! Seguro que es un recuerdo precioso y que vuestros peques lo van a disfrutar un montón. 


¡No te pierdas nada!

Síguenos en Instagram @con_s_de_mama 
y en Facebook @conSdeMama
Suscríbete al blog y deja tu correo para que te lleguen todas las novedades
Búscanos en Madresfera a través de la insignia del menú desplegable

















Comentarios

Entradas populares de este blog

ENROSCAR Y DESENROSCAR (ACTIVIDADES DE VIDA PRÁCTICA MONTESSORI)

Cuando hablamos de las Actividades Montessori de Vida Práctica os comenté que después de observar a R y S y reflexionar sobre sus posibles intereses, sus necesidades y el Periodo Sensible en el que se encontraban, habíamos visto que un par de actividades que podían dar respuesta a todo eso eran los trasvases (para S) y enroscar y desenroscar tapas (para R). De los trasvases ya hablamos aquí (1ª parte) y aquí (2ª parte), así que hoy quiero contaros cómo hemos planteado la actividad de Enroscar y Desenroscar. ¿Por qué hemos planteado esta actividad? ¿Qué necesidad/interés resuelve? Esta actividad la hemos preparado principalmente para R , pero al igual que los trasvases (que eran para S pero R también quería hacerlos) hemos acabado preparando otra igual, en esta ocasión, para S.  Él tiene dominadísimo lo de enroscar y desenroscar (porque desde pequeño le gustaba también practicarlo), pero como los dos están atravesando un momento muy intenso de "quiero lo

DIY CASCO DE ASTRONAUTA

¡Por fin! Después de mucho experimentar, fallar, repensar y volver a intentar, hemos conseguido hacer un casco de astronauta que cumple con nuestras expectativas 😂 (las de S y mías quiero decir). Como sabéis, S quiere "viajar a la luna" y no podía salir de su nave sin su traje , su mochila de oxígeno y por supuesto sin su casco espacial .  Antes de ponernos manos a la obra, estuvimos inspirándonos con fotos y otros tutoriales de Internet (veréis que hay muchos) pero ninguno terminaba de convencernos. S quería un casco que fuera grande , como el de los astronautas de verdad (o más, porque por él habría sido mucho más grande aún), que tuviera pantalla (en los tutoriales que encontrábamos no hacían la pantalla del casco, dejaban el hueco) y que fuera duro por si caían meteoritos 😄... pero que además fuera cómodo y no se le moviera al saltar como los astronautas...  Así que, si ya de por sí construir un casco de astronauta es "un poquito complicad

POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE NUESTROS HIJOS SE VISTAN SOLOS (MONTESSORI PASO A PASO)

Como veis, entre Satélites y astronautas , no nos olvidamos de nuestro propósito de acercar la filosofía Montessori (un poco a nuestra manera) a nuestra casa.  Ya os hablaba de esta intención a raíz de unos libros maravillosos que me trajeron los Reyes Magos, y os conté cómo habíamos intentado ponerlo en práctica a través de las rutinas diarias , ya que habíamos visto que era lo más sencillo a la par que importante.  Pero ¿por dónde empezamos? Si recordáis, en esta infografía veíamos que lo primero era seleccionar una rutina. Ya que tenemos bastante dominadas las rutinas del aseo personal en el baño , hemos decidido continuar por las rutinas relacionadas con vestirse o desvestirse .  Ahora os cuento nuestros porqués más importantes (los top, obviamente hay más, pero ya os los iremos contando) . ¿Por qué creemos que es importante que se vistan solos? Por supuesto... desarrollan su autonomía: Ya sabemos que en Montessori una de las cosas que se pretende