Ir al contenido principal

Una primera maternidad... poco idílica




La razón de la Sección: Diario de un Embarazo

Seguro que muchos os estáis preguntando que si ya tengo 2 niños que de recién nacidos ya tienen poco... qué hago yo contando experiencias de hace cuatro años... de cuando comenzó todo, de cuando me casé con J, o de mi primer embarazo... 

Además... ¿este blog no iba de educar en casa o al menos de cómo lo estamos intentando?

También notaréis que algunas de esas entradas relacionadas con mi primer embarazo y sobre todo con mi primer postparto no son muy "alegres", ni muy "positivas", ni muy "políticamente correctas". No son lo que muchas veces se supone que debería contar una feliz mamá primeriza, pero ahí está el problema: en el suponer y en la presión que eso ejerce sobre las madres que desde un primer momento no nos sentimos como se supone que deberíamos sentirnos (menudo trabalenguas... jeje).

En esas entradas hablaba una jovencita de 24 años que acababa de ser mamá y de darse de bruces con la realidad. Y sí, de bruces, porque dejando a un lado que esa jovencita siempre ha sido muy de castillos en el aire... es verdad que también intentó bajar a la tierra cuando comenzó con esta aventura de la maternidad, pero la realidad... fue muchísimo más difícil de lo que ella habría podido imaginar. 

Pensamientos como "esto no te lo cuenta nadie" o "¿por qué nadie me ha hablado de esto o de aquello antes?" o "socorro, esto es horrible" o "hasta que no lo vives no puedes hacerte idea de lo que es realmente" o "es que si nos contaran lo que es en realidad muy poca gente se animaría a tener hijos"... venían constantemente a mi cabeza durante los primeros meses de vida de S. 



Hay que entender el contexto...

Cuando escribí todo esto tenía mi primer embarazo muy reciente. S tenía solo 2 o 3 meses y escribía mientras le daba el pecho para desahogarme un poco... porque S era muy muy muy demandante (no se correspondía al concepto de bebé que yo tenía en mi cabeza),  había días en los que no me podía levantar del sillón de lactancia (literal), no sabía en qué hora vivía, luchaba por poder darme una ducha a una hora decente y sin escuchar berridos de fondo, hacía malabarismos para lavarme los dientes, podía estar semanas sin salir de casa, sucia y en pijama, S lloraba por todo, no servía nada de lo que intentaba hacer para calmarle, no veía la luz por ningún lado... y mi cabeza y mis emociones iban a mil por hora de montaña rusa en montaña rusa

En esos momentos, en pleno puerperio (que no dura para nada 40 días...) necesitaba recolocar mi realidad urgentemente y para ello tenía que soltar, soltar tooooodo lo que no había podido soltar en todos esos meses de numerosos cambios vitales que aún no había sido capaz de asimilar. Soltar y quedarme bien a gusto. 

Nada aquel primer año de matrimonio+embarazo+parto+postparto fue como yo me había imaginado que sería. 



¿Y por qué lo cuento?

Podría no contarlo. Podría borrar todas esas entradas que escribí aquel año tan terapéutico. Pero no quiero, no debo, porque son parte de mi historia, de NUESTRA historia y porque gracias a todo aquello soy quien soy y he aprendido tanto... que no sería justo para mi Yo de aquel caótico año. 

Y tampoco sería justo para las madres que ahora se sienten como yo me sentí entonces, porque a mí me consolaba mucho encontrar experiencias de madres (aunque fuera en la bloggosfera) que habían sentido como yo, que ponían palabras a mis montañas rusas, a mi soledad y a mis lágrimas inexplicables (porque yo debía estar feliz de la vida con mi niño ¿no?).

Nada es como te cuentan... para mal... pero también para bien ;) Una vez superado todo aquello... puedo decir y gritarle al mundo que ser madre es LO MEJOR QUE ME HA PASADO EN LA VIDA y que no cambiaría absolutamente NADA de estos cuatro años. 



Ya acabo...

Este blog va de un aprendizaje, y no, no es el aprendizaje de mis niños en casa, es el mío propio: mi aprendizaje en el MARAVILLOSO camino de la maternidad, pero no de una maternidad cualquiera, es el descubrimiento de la Madre que estoy llamada a ser para mis hijos... estas entradas son parte de ese camino que tanto me está transformando. Ojalá también pueda ayudar o acompañar a alguien con ellas. 

Si queréis seguir por aquí... estaré encantada de mostraros este trocito de mí :)



¡No te pierdas nada!

Suscríbete al blog y deja tu correo para que te lleguen todas las novedades
Síguenos en Instagram @con_s_de_mama
Búscanos en Madresfera a través de la insignia del menú desplegable




Comentarios

Entradas populares de este blog

ENROSCAR Y DESENROSCAR (ACTIVIDADES DE VIDA PRÁCTICA MONTESSORI)

Cuando hablamos de las Actividades Montessori de Vida Práctica os comenté que después de observar a R y S y reflexionar sobre sus posibles intereses, sus necesidades y el Periodo Sensible en el que se encontraban, habíamos visto que un par de actividades que podían dar respuesta a todo eso eran los trasvases (para S) y enroscar y desenroscar tapas (para R). De los trasvases ya hablamos aquí (1ª parte) y aquí (2ª parte), así que hoy quiero contaros cómo hemos planteado la actividad de Enroscar y Desenroscar. ¿Por qué hemos planteado esta actividad? ¿Qué necesidad/interés resuelve? Esta actividad la hemos preparado principalmente para R , pero al igual que los trasvases (que eran para S pero R también quería hacerlos) hemos acabado preparando otra igual, en esta ocasión, para S.  Él tiene dominadísimo lo de enroscar y desenroscar (porque desde pequeño le gustaba también practicarlo), pero como los dos están atravesando un momento muy intenso de "quiero lo

DIY CASCO DE ASTRONAUTA

¡Por fin! Después de mucho experimentar, fallar, repensar y volver a intentar, hemos conseguido hacer un casco de astronauta que cumple con nuestras expectativas 😂 (las de S y mías quiero decir). Como sabéis, S quiere "viajar a la luna" y no podía salir de su nave sin su traje , su mochila de oxígeno y por supuesto sin su casco espacial .  Antes de ponernos manos a la obra, estuvimos inspirándonos con fotos y otros tutoriales de Internet (veréis que hay muchos) pero ninguno terminaba de convencernos. S quería un casco que fuera grande , como el de los astronautas de verdad (o más, porque por él habría sido mucho más grande aún), que tuviera pantalla (en los tutoriales que encontrábamos no hacían la pantalla del casco, dejaban el hueco) y que fuera duro por si caían meteoritos 😄... pero que además fuera cómodo y no se le moviera al saltar como los astronautas...  Así que, si ya de por sí construir un casco de astronauta es "un poquito complicad

POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE NUESTROS HIJOS SE VISTAN SOLOS (MONTESSORI PASO A PASO)

Como veis, entre Satélites y astronautas , no nos olvidamos de nuestro propósito de acercar la filosofía Montessori (un poco a nuestra manera) a nuestra casa.  Ya os hablaba de esta intención a raíz de unos libros maravillosos que me trajeron los Reyes Magos, y os conté cómo habíamos intentado ponerlo en práctica a través de las rutinas diarias , ya que habíamos visto que era lo más sencillo a la par que importante.  Pero ¿por dónde empezamos? Si recordáis, en esta infografía veíamos que lo primero era seleccionar una rutina. Ya que tenemos bastante dominadas las rutinas del aseo personal en el baño , hemos decidido continuar por las rutinas relacionadas con vestirse o desvestirse .  Ahora os cuento nuestros porqués más importantes (los top, obviamente hay más, pero ya os los iremos contando) . ¿Por qué creemos que es importante que se vistan solos? Por supuesto... desarrollan su autonomía: Ya sabemos que en Montessori una de las cosas que se pretende