Ir al contenido principal

NOS LAVAMOS LAS MANOS (MONTESSORI PASO A PASO)


Hace unos días os había hablado de que queríamos empezar con Montessori un poco más "en serio" en casa, y de que antes de ponerme a hacer a lo loco como había ocurrido otras tantas veces, me estaba fabricando una especie de itinerario para planificar bien este "cambio educativo" XD. 

También os conté que íbamos a comenzar por una de las bases del método: La Vida Práctica, y dentro de esta área habíamos elegido lo más fácil, lo que hacemos muchas veces todos los días y prácticamente todas las personas del mundo: las actividades cotidianas. En esta entrada os dejé una infografía para comenzar a planificar nuestra versión "montessoriana" de estas rutinas. 

Bien, pues hoy os traigo el primer ejemplo de una de nuestras rutinas "montessorizadas a mi manera" (os recuerdo que no soy Guía Montessori... aún... y que una casa no es una escuela...)

Abrid la Infografía para empezar con Montessori, coged lápiz y papel y... ¡empezamos!


Cómo hemos acercado esta rutina a Montessori:

1. Elegimos una rutina de la lista:

La rutina elegida para empezar ha sido la "más fácil" tanto en realización, ya que los niños empiezan desde muy pequeños a hacerla, como en preparación, porque no necesita de muchos materiales "extra". Esta rutina es... ¡El lavado de manos!

2. Secuenciamos:

Realizamos nosotros la actividad elegida lentamente y reflexionando sobre qué pasos damos para llevarla a cabo con éxito. Se puede "pensar" sin realizarla... pero si hacéis la prueba veréis que no es tan fiable (sobre todo en otras actividades más complicadas). 

Anotamos los pasos que hayamos ido haciendo. A NOSOTROS (os pongo el ejemplo, pero cada familia debe hacerlo a su manera) nos quedaron así:


¿Veis? Si no hubiera realizado la actividad para secuenciarla creo que no se me habría ocurrido lo de limpiar lo ensuciado... y es muy importante XD.

3. Nos ponemos en la piel del niñ@:

De nuevo aquí podemos "pensar" simplemente en cómo lo harían o lo hacen nuestros niños ooooo... realizarla de nuevo nosotros pero como si fuéramos ellos (como veis... no nos aburrimos por aquí XD, ¡Probadlo, que es muy divertido!). Los expertos recomiendan ponerse literalmente a la altura de nuestros hij@os (agachados, de rodillas, a gatas...) porque así veremos enseguida las dificultades que una actividad tan sencilla puede tener para ellos.

4. Reflexionamos sobre las posibles dificultades:

Una vez hayamos realizado la actividad desde la perspectiva del niñ@, anotamos las dificultades que hayamos encontrado. Estas son las nuestras (insisto, pueden variar en cada caso, así que no las copiéis sin más XD):


5. Buscamos soluciones:

Cada familia debe encontrar las soluciones que mejor se adaptan a todos sus miembros. En nuestro caso:
  • Para llegar al lavabo: Como usar el bidé ya os conté que no era una opción, pusimos dos banquetas en el baño. Son de las que tienen un asa y se abren y cierran y las tenemos plegadas en un lado del lavabo. Cada niño tiene la suya, porque se suelen lavar los dos a la vez, y lo primero que hacen es cogerlas y abrirlas. 
  • Para que R pueda llegar al grifo: R usa un vaso de plástico (importante que sea de este material porque le vamos a dar golpecitos) que tenemos a su disposición en unos cajoncitos que justo debajo del lavabo. Es un poco "rudimentario" el sistema... pero doblemente efectivo: R utiliza el vaso para abrir el grifo (empujando el mango hacia arriba con el culo del vaso), después llena el vaso y se echa el agua del vaso primero en una mano y luego en la otra (o esa es la idea... el agua acaba en todas partes XD).
  • Para que se puedan echar el jabón solos: Para eso nos deshicimos de nuestro "bonito dispensador de cristal verde pistacho de recién casados inexpertos en niños" cuando se rompió por una de estas caídas... y compramos el especial para niños de IKEA (que ya no lo tienen igual, ahora tienen este, pero el concepto es el mismo). Este dispensador tiene una base ancha (no se cae) y el pulsador es ancho también, lo que facilita la tarea a manitas tan pequeñas. 
  • Para que lleguen a la toalla: habrá que poner unos colgadores a su altura.
  • Para que la toalla no se caiga del toallero: hemos cosido cintas a las toallas de los niños (algunas tenían pero otras no). Así también les facilitamos la tarea de colgarla y descolgarla fácilmente. 
  • Para que no haya peleas por limpiar: tenemos dos bayetas en el mueble del lavabo, una para cada uno. No reducen al cien por cien las peleas, pero sí al 80%. 
6.1. Preparamos el ambiente:



6.2. Preparamos los materiales:


6.3. Preparamos la presentación:

En el post anterior sobre este tema os decía que esta parte era muy importante. Se trata de realizar de nuevo nosotros mismos la actividad pero pensando cómo se la vamos a mostrar a ellos, paso a paso, con calma y gestos lentos y claros. 

Haciéndolo me dí cuenta de dos dificultades más que podían encontrar los niños para ser aún más autónomos en esta actividad del lavado de manos. 

Son dificultades prescindibles, por supuesto, pero les dará un plus de autonomía y capacitación si las tenemos en cuenta (y lo que pretendemos con todo esto es precisamente que tengan la mayor autonomía posible). 

La primera es cómo recordarles cuándo deben lavarse las manos. Para evitar estar todo el día "chicos, a lavarse las manos", "antes tienes que lavarte las manos", "¿te has lavado las manos?"... que a veces para ellos puede ser un rollo (y para nosotros también... ¿o no?), nos hemos inventado una canción XD (friki...). La letra nos recuerda en qué ocasiones debemos lavarnos las manos y además la cantamos cada vez que deberíamos hacerlo (sobre todo si veo que se han olvidado de lavarse) y van inmediatamente a ello... el 70% de las veces (hay que ser sinceros). 

La segunda es cómo recordarles los pasos a seguir para lavarse las manos. De nuevo como en la anterior, para evitar estar interviniendo constantemente por detrás en plan "no S, primero tienes que mojar las manos", "R hay que cerrar el grifo"... y dejar que sean ELLOS quienes realmente puedan guiar su actividad, hemos realizado una Secuencia del lavado de manos con fotos de los pasos correspondientes. Así que yo les digo "mirad la secuencia para hacer todos los pasos" o "¿qué toca ahora en nuestra secuencia?"... (R aún pasa un poco/mucho, aunque seguro que algo se le queda... pero con S funciona genial). Prometo enseñaros las secuencias próximamente, que este post se está haciendo ya muy largo :)


Y esto es toooodo lo que hemos hecho para versionar esta actividad al estilo "Montessori a nuestra manera". He de decir que parece que está teniendo bastante éxito en mis chicos... otro día os contaré cómo evaluar si está funcionando la actividad y si nos está acercando o no a los objetivos Montessori. 

Y por haber llegado hasta aquí... me despido con un regalo: una tabla que podéis descargar e ir rellenando para montessorizar más fácilmente cualquier rutina :)



¿Qué os ha parecido? ¿os animáis? ¡A por ello! ¡Contadme en comentarios!


¡No te pierdas nada!



Suscríbete al blog y deja tu correo para que te lleguen todas las novedades
Síguenos en Instagram @con_s_de_mama 
y en Facebook @conSdeMama
Búscanos en Madresfera a través de la insignia del menú desplegable



Comentarios

Entradas populares de este blog

ENROSCAR Y DESENROSCAR (ACTIVIDADES DE VIDA PRÁCTICA MONTESSORI)

Cuando hablamos de las Actividades Montessori de Vida Práctica os comenté que después de observar a R y S y reflexionar sobre sus posibles intereses, sus necesidades y el Periodo Sensible en el que se encontraban, habíamos visto que un par de actividades que podían dar respuesta a todo eso eran los trasvases (para S) y enroscar y desenroscar tapas (para R). De los trasvases ya hablamos aquí (1ª parte) y aquí (2ª parte), así que hoy quiero contaros cómo hemos planteado la actividad de Enroscar y Desenroscar. ¿Por qué hemos planteado esta actividad? ¿Qué necesidad/interés resuelve? Esta actividad la hemos preparado principalmente para R , pero al igual que los trasvases (que eran para S pero R también quería hacerlos) hemos acabado preparando otra igual, en esta ocasión, para S.  Él tiene dominadísimo lo de enroscar y desenroscar (porque desde pequeño le gustaba también practicarlo), pero como los dos están atravesando un momento muy intenso de "quiero lo

DIY CASCO DE ASTRONAUTA

¡Por fin! Después de mucho experimentar, fallar, repensar y volver a intentar, hemos conseguido hacer un casco de astronauta que cumple con nuestras expectativas 😂 (las de S y mías quiero decir). Como sabéis, S quiere "viajar a la luna" y no podía salir de su nave sin su traje , su mochila de oxígeno y por supuesto sin su casco espacial .  Antes de ponernos manos a la obra, estuvimos inspirándonos con fotos y otros tutoriales de Internet (veréis que hay muchos) pero ninguno terminaba de convencernos. S quería un casco que fuera grande , como el de los astronautas de verdad (o más, porque por él habría sido mucho más grande aún), que tuviera pantalla (en los tutoriales que encontrábamos no hacían la pantalla del casco, dejaban el hueco) y que fuera duro por si caían meteoritos 😄... pero que además fuera cómodo y no se le moviera al saltar como los astronautas...  Así que, si ya de por sí construir un casco de astronauta es "un poquito complicad

POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE NUESTROS HIJOS SE VISTAN SOLOS (MONTESSORI PASO A PASO)

Como veis, entre Satélites y astronautas , no nos olvidamos de nuestro propósito de acercar la filosofía Montessori (un poco a nuestra manera) a nuestra casa.  Ya os hablaba de esta intención a raíz de unos libros maravillosos que me trajeron los Reyes Magos, y os conté cómo habíamos intentado ponerlo en práctica a través de las rutinas diarias , ya que habíamos visto que era lo más sencillo a la par que importante.  Pero ¿por dónde empezamos? Si recordáis, en esta infografía veíamos que lo primero era seleccionar una rutina. Ya que tenemos bastante dominadas las rutinas del aseo personal en el baño , hemos decidido continuar por las rutinas relacionadas con vestirse o desvestirse .  Ahora os cuento nuestros porqués más importantes (los top, obviamente hay más, pero ya os los iremos contando) . ¿Por qué creemos que es importante que se vistan solos? Por supuesto... desarrollan su autonomía: Ya sabemos que en Montessori una de las cosas que se pretende