Ir al contenido principal

QUERIDO SEPTIEMBRE: I HAVE A DREAM


Siempre he pensado que hay dos momentos durante el año que nos invitan de manera ineludible a replantearnos qué estamos haciendo con nuestra vida. 

Seguro que sabéis de qué momentos hablo: Septiembre, con el inicio del nuevo curso escolar, y Enero, con el comienzo del nuevo año natural, momento en el cual, a todos aquellos que no podemos evitar organizar nuestra cabeza conforme al año escolar, se nos da una segunda oportunidad de revisar cómo ha ido el primer trimestre y reconducir nuestros proyectos para lograr llegar a las metas propuestas. 

Bien, pues primera oportunidad: ¡Hola Septiembre!

Nunca me ha gustado Septiembre. Para mí era el mes de acabar veranos maravillosos y volver irremediablemente a las cadenas del curso escolar. Septiembre era el mes del nudo en el estómago, nunca me ha gustado el colegio, tenía demasiados proyectos en mente, demasiadas cosas que quería probar, o experimentar, o aprender por mi cuenta como para perder el tiempo en el colegio, donde no podía aprender ni hacer ninguna de esas cosas que realmente me interesaban. Pero no quedaba más remedio que resignarse, cada año un nuevo Septiembre del que no podía escapar. 

Este año es diferente. Este año, tengo un sueño. 

Hace poco comentaba con mis amigas lo muchísimo que nos cambian los hijos. Es increíble. A veces sacan lo peor de nosotros, pero también, si nos dejamos, sacan lo mejor de lo mejor. Se acaban convirtiendo en el motor de nuestras vidas. Hace casi tres años que empecé a convertirme en madre y creo que en estos tres años he cambiado más que en los otros 24 anteriores.

Los hijos nos alientan a cambiar, nos dan el empujón que necesitamos para ser la mejor versión de nosotros mismos, desde las cosas más "tontas" hasta las más trascendentales. 

Y aquí es donde entra este Septiembre. Después de casi tres años sufriendo una especie de metamorfosis que, en cierto sentido me ha tenido paralizada, procesando o intentando procesar todo lo que ocurría a mi alrededor y en mi interior, intentando organizar el caos externo e interno en el que me había arrojado la maternidad, ha llegado el momento de dejar salir esa pequeña mariposa que se ha ido formando este tiempo. 

Y es que, querido Septiembre, este año sí que tengo un sueño. Un sueño que es mío, verdaderamente mío, de nadie más. Un sueño que por fin tiene la seguridad de poder volar en libertad y con el apoyo de los que más me quieren...

Querido Septiembre... ¡vamos a intentarlo!


¡No te pierdas nada!

Suscríbete al blog y deja tu correo para que te lleguen todas las novedades
Síguenos en Instagram @con_s_de_mama 
y en Facebook @conSdeMama
Búscanos en Madresfera a través de la insignia del menú desplegable

Comentarios

Entradas populares de este blog

ENROSCAR Y DESENROSCAR (ACTIVIDADES DE VIDA PRÁCTICA MONTESSORI)

Cuando hablamos de las Actividades Montessori de Vida Práctica os comenté que después de observar a R y S y reflexionar sobre sus posibles intereses, sus necesidades y el Periodo Sensible en el que se encontraban, habíamos visto que un par de actividades que podían dar respuesta a todo eso eran los trasvases (para S) y enroscar y desenroscar tapas (para R). De los trasvases ya hablamos aquí (1ª parte) y aquí (2ª parte), así que hoy quiero contaros cómo hemos planteado la actividad de Enroscar y Desenroscar. ¿Por qué hemos planteado esta actividad? ¿Qué necesidad/interés resuelve? Esta actividad la hemos preparado principalmente para R , pero al igual que los trasvases (que eran para S pero R también quería hacerlos) hemos acabado preparando otra igual, en esta ocasión, para S.  Él tiene dominadísimo lo de enroscar y desenroscar (porque desde pequeño le gustaba también practicarlo), pero como los dos están atravesando un momento muy intenso de "quiero lo

DIY CASCO DE ASTRONAUTA

¡Por fin! Después de mucho experimentar, fallar, repensar y volver a intentar, hemos conseguido hacer un casco de astronauta que cumple con nuestras expectativas 😂 (las de S y mías quiero decir). Como sabéis, S quiere "viajar a la luna" y no podía salir de su nave sin su traje , su mochila de oxígeno y por supuesto sin su casco espacial .  Antes de ponernos manos a la obra, estuvimos inspirándonos con fotos y otros tutoriales de Internet (veréis que hay muchos) pero ninguno terminaba de convencernos. S quería un casco que fuera grande , como el de los astronautas de verdad (o más, porque por él habría sido mucho más grande aún), que tuviera pantalla (en los tutoriales que encontrábamos no hacían la pantalla del casco, dejaban el hueco) y que fuera duro por si caían meteoritos 😄... pero que además fuera cómodo y no se le moviera al saltar como los astronautas...  Así que, si ya de por sí construir un casco de astronauta es "un poquito complicad

POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE NUESTROS HIJOS SE VISTAN SOLOS (MONTESSORI PASO A PASO)

Como veis, entre Satélites y astronautas , no nos olvidamos de nuestro propósito de acercar la filosofía Montessori (un poco a nuestra manera) a nuestra casa.  Ya os hablaba de esta intención a raíz de unos libros maravillosos que me trajeron los Reyes Magos, y os conté cómo habíamos intentado ponerlo en práctica a través de las rutinas diarias , ya que habíamos visto que era lo más sencillo a la par que importante.  Pero ¿por dónde empezamos? Si recordáis, en esta infografía veíamos que lo primero era seleccionar una rutina. Ya que tenemos bastante dominadas las rutinas del aseo personal en el baño , hemos decidido continuar por las rutinas relacionadas con vestirse o desvestirse .  Ahora os cuento nuestros porqués más importantes (los top, obviamente hay más, pero ya os los iremos contando) . ¿Por qué creemos que es importante que se vistan solos? Por supuesto... desarrollan su autonomía: Ya sabemos que en Montessori una de las cosas que se pretende